Muere niño por bala perdida en Culiacán; reportan 3 lesionados

CULIACÁN, Sin., enero 1 (EL UNIVERSAL).- Los festejos de Año Nuevo con disparos al aire en diversos sectores de Culiacán y detonaciones de pirotecnia cobró una primera vida, el niño Jared "N", de solo cinco años de edad, falleció en el Hospital Pediátrico de Sinaloa al recibir una bala perdida en la cabeza mientras jugaba en su hogar en la parte sur de la ciudad.

Durante la madrugada del día primero de enero, los padres del menor, que viven en la zona de la Costerita, se alarmaron al percatarse que el pequeño se desplomó en forma imprevista mientras jugaba, para posteriormente sangrar de la cabeza, por lo que lo trasladaron al hospital donde murió poco después.

Pese al operativo desplegado en la capital del estado, por elementos de la Policía Estatal, la municipal, la Guardia Nacional, el ejército y la Marina, en varios sectores de la ciudad, se escucharon largas serenatas de disparos de armas de fuego al aire y continúan detonaciones de toda clase de pirotecnia.

Un reporte preliminar de los festejos de Año Nuevo en Culiacán establece que cuatro personas, entre ellas dos menores de edad, recibieron balas perdidas, uno de ellos Jared "N" de cinco años murió, el resto se encuentran hospitalizados.

Entre las víctimas de las balas perdidas, se encuentra el joven José Alfonso "N", de 24 años de edad, vecino de la colonia Miguel Hidalgo, en la parte sur-oriente de la capital del estado, así como, el menor Alan "N", de 7 años, al que una bala perdida le entró por la espalda, en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe.

Sobre las personas que sufrieron graves lesiones en sus manos por explosiones de artefactos de pirotecnia, se encuentra una mujer de nombre Yajaira "N", de 32 años de edad, vecina de la colonia Juntas de Humaya, en Culiacán.