Muere un jefe policial en un ataque de desconocidos en el este de Colombia

Un policía está de guardia en una subestación eléctrica donde se produjo el asesinato de un policía, que el gobierno colombiano atribuyó al ELN, el 29 de diciembre de 2016 al norte de Bogotá (AFP/Archivos | Guillermo LEGARIA)

El subcomandante de la estación de policía del municipio de Fortul, en el departamento colombiano de Arauca, fue asesinado por desconocidos que le dispararon mientras realizaba operaciones de vigilancia y control, informó el sábado la institución.

"Condenamos ataque donde fue asesinado el subteniente Edwin Andrey Hernández Rodríguez en #Fortul#Arauca. Familia policial está de luto", indicó el director nacional de la policía, general Jorge Nieto, en Twitter.

En un comunicado, la policía agregó que el ataque se produjo la noche del viernes, cuando Hernández "participaba, en compañía de unidades del Ejército Nacional, en operaciones de registro y control en la zona".

El oficial fue sorprendido por un hombre que le disparó "a la altura de la región lumbar izquierda, comprometiendo varios órganos vitales", según precisó la fuente.

Pese a ser trasladado a un centro médico de la localidad de Saravena (Arauca), Hernández murió poco después por la gravedad de sus heridas.

Las autoridades tratan de establecer el origen del ataque en una zona donde operan fracciones de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista).

El ELN y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos sostienen desde febrero negociaciones de paz en Ecuador con miras a poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

El diálogo con el ELN, la última activa en el país, se da sin que se haya decretado un cese al fuego en el terreno.

El conflicto armado colombiano de más de medio siglo ha tenido participación de guerrillas, paramilitares y agentes estatales y ha dejado al menos 220.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.