Muere Isabel II: líderes mundiales recuerdan a una reina de "corazón gentil"

·7  min de lectura
El expresidente estadounidense Barack Obama junto a la reina Isabel.
El expresidente estadounidense Barack Obama y la reina Isabel II en un banquete de estado en el Palacio de Buckingham eb 2011.

Varios líderes y dignatarios del mundo rindieron homenaje a la reina Isabel II después de su fallecimiento este jueves a los 96 años.

Exaltaron su profundo sentido del deber y resiliencia, además del humor y la gentileza que caracterizaron a la monarca.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron lideró los tributos, recordando a una "reina de corazón gentil" que fue "amiga de Francia".

Joe Biden, presidente de EE.UU., describió a la reina como "más que una monarca" y añadió que "definió una era".

"Nos encantó su ingenio, nos conmovió con su gentileza y compartió generosamente su sabiduría con nosotros", dijo Biden, describiendo su visita como presidente a Reino Unido en 2021.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, también envió un mensaje al rey Carlos III, deseándole a él y su familia "coraje y resiliencia ante esta pérdida difícil e irreparable".

"(La reina) disfrutaba legítimamente del amor y el respeto de sus súbditos, así como de la autoridad en el escenario mundial", añadió el mandatario ruso, cuyo país enfrenta la condena y las sanciones de Occidente por invadir Ucrania desde el pasado febrero.

El presidente chino, Xi Jinping, ofreció "sinceras condolencias al gobierno y al pueblo británicos" tras la muerte de la reina. "Su fallecimiento es una gran pérdida para el pueblo británico", agregó.

La reina y Norteamérica

La reina Isabel II se reunió con 13 presidentes estadounidenses a lo largo de su reinado.

La reina con el presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama.
La reina con Joe y Jill Biden durante la cumbre del G7 en Cornwall, en 2021.

El expresidente de EE.UU. Barack Obama dijo que la reina había "cautivado al mundo" a través de un "reinado definido por la gracia, la elegancia y una ética laboral incansable".

"Una y otra vez nos sorprendió con su calidez, con la manera en la que reconfortaba a las personas e incorporaba su destacable humor y encanto a los momentos de gran pompa y circunstancia", dijo en un comunicado Obama, quien se reunió con la reina en varias ocasiones.

"Nunca olvidaré la generosa amistad de Su Majestad, su gran sabiduría y su maravilloso sentido del humor", se pronunció por su parte Donald Trump.

"¡Qué grandiosa y hermosa mujer era - no hubo nadie como ella!", escribió en su plataforma social Truth Social.

El reinado de la monarca fue también testigo de 12 primeros ministros canadienses.

La reina Isabel II y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau.
La reina se reunió en varias ocasiones con Justin Trudeau, incluyendo esta en marzo de 2022.

Poco después del anuncio de su fallecimiento, un acongojado Justin Trudeau dijo que la reina había tenido"un amor evidente, profundo y duradero por los canadienses".

"En un mundo complicado, su gracia y resolución sostenidas nos reconfortaron a todos", prosiguió el primer ministro de Canadá, añadiendo que extrañará sus "charlas" en las que ella era "detallista, sabia, curiosa, colaborativa, divertida y tantas cosas más".

"Era una de mis personas favoritas en el mundo y la extrañaré", dijo mientras se aguantaba las lágrimas.

"Una personalidad extraordinaria"

El rey Guillermo Alejandro de Países Bajos -primo quinto de la reina Isabel- dijo que él y la reina Máxima recordaban a la "firme y sabia" monarca con un "profundo respeto y aprecio".

Y el rey Felipe y la reina Matilde de Bélgica dijeron que fue "una personalidad extraordinaria… quien a través de su reinado mostró dignidad, coraje y devoción".

El primer ministro de India, Narendra Modi, recordó las "reuniones memorables" que tuvo con la monarca durante un par de visitas a Reino Unido.

"Nunca olvidaré su calidez y gentileza", escribió en un tuit. "Durante una de las reuniones, me mostró el pañuelo que Mahatma Gandhi le regaló en su matrimonio. Siempre voy a atesorar ese gesto".

La reina Isabel y el primer ministro de India Naendra Mori
La reina Isabel se reunió con el premier indio Naendra Modi en el Palacio de Buckingham en 2015.

El canciller alemán, Olaf Scholz, rindió tributo al "maravilloso humor" de la reina y dijo en un comunicado que "su compromiso con la reconciliación británico-alemana después de los horrores de la Segunda Guerra Mundial no quedará en el olvido".

"Una presencia reconfortante"

Como monarca durante 7 décadas, la reina Isabel vivió tiempos de cambios extraordinarios y esto se vio reflejado en los distintos homenajes que le hicieron.

Como lo señaló Barack Obama, la reina vivió "momentos de prosperidad y estancamiento - desde la llegada a la Luna hasta la caída del muro de Berlín."

El presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, honró el "extraordinario sentido del deber" de la reina, el cual "tendrá un lugar único en la historia británica".

"Su reinado de 70 años estuvo enmarcado por momentos de cambios enormes, durante los cuales ella representó un extraordinario sentido de seguridad para el pueblo británico", dijo en un extenso comunicado.

"Era una seguridad que se basaba en la realidad del significado de eventos presentes, en vez de concebir la historia de una manera limitada".

El jefe de gobierno de Irlanda, Michéal Martin, se refirió a su reinado como uno de "duración histórica" y describió el fallecimiento como el "fin de una era".

"Su dedicación al deber y al servicio público eran evidentes, y su sabiduría y experiencia realmente únicos", dijo Martin en un comunicado. También recordó los "muchos gestos de gracia y comentarios cálidos" que hizo durante una visita estatal a Irlanda en 2011.

António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, dijo que la reina Isabel fue una "presencia reconfortante durante décadas de cambios radicales, incluyendo la descolonización de África y Asia y la evolución de la mancomunidad".

El presidente ruso Vladimir Putin, acompañado por la reina Isabel II durante su visita estatal en Londres en junio de 2003.
El presidente ruso Vladimir Putin, en plena tensión con Occidente por el conflicto en Ucrania, mandó sus condolencias al rey Carlos III y al resto de la Familia Real.

En un comunicado, Guterres rindió homenaje a la "dedicación inquebrantable y permanente que tuvo para servir a su pueblo. El mundo recordará durante mucho tiempo su devoción y liderazgo".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, destacó en sus condolencias que la monarca "fue testigo de la guerra y la reconciliación de Europa y de profundas transformaciones de nuestro planeta y sociedades. Fue un faro de continuidad a lo largo de estos cambios, sin dejar de mostrar una serenidad y una entrega que dieron fuerza a muchos".

El presidente de Israel, Isaac Herzog, también reconoció los enormes cambios que la reina vio durante su monarquía, pero dijo que durante todos ellos, ella "se mantuvo como un ícono de liderazgo estable, responsable, y un faro de moralidad, humanidad y patriotismo".

Aunque la reina nunca visitó Israel, sí lo hicieron Carlos, Eduardo, Guillermo y el fallecido príncipe Felipe, cuya madre está enterrada en Jerusalén.

"La reina Isabel fue una figura histórica: vivió la historia, hizo historia y con su fallecimiento deja un legado magnífico e inspirador", escribió el presidente Herzog.

Líderes en Latinoamérica envían condolencias

Varios líderes latinoamericanos enviaron sus condolencias al pueblo británico y a la familia real.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se refirió a ella como la "monarca británica y soberana de 14 estados independientes", mientras que el presidente de Colombia, Gustavo Petro, dijo que se unía "a las expresiones de solidaridad por la partida" de la reina, y se refirió a ella como un "símbolo de unión para el pueblo británico".

Los gobiernos de Venezuela y Cuba también lamentaron la muerte de la monarca y ofrecieron sus pésames.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, deseó "¡Paz a su alma!".

"La República Bolivariana de Venezuela lamenta el fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra, monarca británica. Expresamos nuestras condolencias a la familia real, al Reino Unido y al pueblo británico", tuiteó el mandatario venezolano.

Por su parte, Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, reconoció el "profundo pesar" con el que recibieron la noticia.

En Argentina, la Casa Rosada emitió un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que "saluda y acompaña al pueblo y al gobierno británico ante el fallecimiento de su jefa de Estado".

Y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, elogió a la reina, llamándola "no solo la reina de los británicos, sino una reina para todos nosotros". El mandatario decretó además tres días de luto en su memoria.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.