Muere la influencer Nicky Newman a causa de cáncer de mama

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- Nicky Newman se convirtió en una divulgadora de la prevención del cáncer de mama durante sus últimos días de vida. La influencer falleció a los 35 años, pero logró dedicar unas palabras de despedida a sus seguidores.

Fue su esposo quien compartió el emotivo mensaje que Newman dejó para sus admiradores: "Si estás leyendo esto significa que he muerto, pero lo hice 5 años y medio, no está mal para una etapa 4 de pecho", indicó.

"Y nada de 'ella luchó su batalla sin sentido', yo no perdí nada, el cáncer finalmente se hizo cargo y eso está bien, todos sabíamos que esto pasaría", se lee en el post de Instagram.

Nicky Newman pidió a sus fans valorar la vida y dar prioridad a su salud: "Creo que nunca estemos preparados para escuchar las palabras, creemos que somos indestructibles y aparecerá una cura mágica, pero la verdad es que todos vivimos esta vida día a día (solo sabíamos que nuestros días son más cortos)".

Finalmente, agradeció a quienes la acompañaron en el camino. "Les agradezco desde el fondo de mi corazón por estar aquí en cada paso del camino. Hay más por venir (con algunas cosas increíbles en proceso) que tendrán como objetivo continuar con este legado", concluyó.

Nicky Newman era una influencer británica. En 2018 fue diagnosticada con cáncer de mama, tras haber sufrido un aborto espontáneo.

En varias ocasiones recordó que comenzó su batalla cuando se encontró un bulto sobre el pecho derecho, mientras tomaba una ducha.

Desde entonces, dedicó sus redes sociales a promover la detección temprana y a ayudar a otras mujeres que se encuentran en la misma situación.

En su perfil de Instagram logró formar una comunidad de más de 334 mil seguidores, quienes se mostraban preocupados por su estado de salud, pero siempre dándole ánimos para cumplir con sus tratamientos.

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el cáncer de mama se produce cuando las células anormales crecen en uno o ambos senos y desarrollan una masa identificada como tumor maligno.

Dichas células cancerosas pueden diseminarse a los ganglios linfáticos y otras partes del cuerpo.

No se conocen las causas que lo generan, pero existen factores de riesgo que promueven su aparición como el sobrepeso, la falta de actividad física o antecedentes familiares.

Para diagnosticar la enfermedad es necesario acudir con un especialista, aunque algunas de las señales son:

Bulto en la mama o la axila (debajo del brazo)

Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama

Irritación o hundimientos en la piel de la mama

Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama

Hundimiento o dolor en el pezón

Secreción del pezón, que no sea leche

Cambio en el tamaño o la forma de la mama.