Muere abogado tras tiroteo en Phoenix

Más destacado

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — Un abogado a quien un hombre armado hirió a tiros en unas oficinas de la ciudad de Phoenix se convirtió en la segunda víctima fallecida por el ataque, informaron el viernes las autoridades.

Mark Hummels, de 43 años, estaba conectado a un respirador en un hospital de Phoenix después del tiroteo el miércoles por la mañana en el que murió un director de la compañía y una mujer sufrió heridas que no pusieron su vida en peligro.

Hummels falleció el jueves por la noche, dijo el viernes un publicista de su despacho jurídico a The Associated Press.

Los colegas de Hummels lo describieron como un hombre inteligente, competente y decente que iba en ascenso en su profesión y tenía una buena relación con su esposa, su hija de 9 años y su hijo de 7.

El atacante —Arthur Douglas Harmon, de 70 años— fue hallado muerto el jueves en la madrugada en Mesa, un suburbio de Phoenix, aparentemente por suicidio con arma de fuego, informó la policía.

Los agentes dijeron el viernes que recuperaron dos pistolas que se cree fueron utilizadas en el tiroteo de la oficina, así como un fusil AR-15, los cuales estaban en un automóvil que Harmon alquiló.

Se está realizando una investigación forense para determinar quién es el propietario de las armas, dijo el sargento policial Tommy Thompson.

Harmon abrió fuego al final de una sesión de mediación en un edificio de oficinas del centro-norte de Phoenix en la que dialogaron sobre una demanda que interpuso en abril pasado.

Steve Singer, de 48 años, padre de dos hijos y director general de Fusion Contact Centers LLC, con sede en la ciudad de Scottsdale, murió horas después del tiroteo.

Harmon tenía como blancos a Singer y a Hummels, por lo que no fue "una balacera al azar", señaló la policía. Una mujer de 32 años que no estaba involucrada en la mediación se vio inmersa en el tiroteo cerca de la entrada del edificio y sufrió un balazo en la mano izquierda.

Fusion había contratado a Harmon para que remodelara unos cubículos de oficinas en dos centros de atención telefónica en California.

Hummels trabajaba en la firma Osborn Maledon de Phoenix y enfocaba su trabajo en disputas laborales, litigios relacionados con bienes raíces y defensa en casos de negligencia profesional. Murió el jueves por la noche, dijo la publicista Athia Hardt a The Associated Press el viernes en la madrugada.

Fusion dijo que Harmon recibió un pago de casi 30.000 dólares bajo un contrato de 47.000 dólares. Pero la compañía le pidió que devolviera gran parte del dinero cuando descubrió que los cubículos no podían ser remozados, de acuerdo con los documentos.

Harmon argumentó que Fusion lo castigó diciéndole que retirara y almacenara 206 computadoras "sin valor" después de que se descubrió la confusión. Harmon indicó también que Fusion le dijo que la compañía decidió utilizar los servicios de un competidor.

En su demanda, Harmon buscaba el pago del resto de lo pactado en el contrato, 20.000 dólares en daños, el reembolso de los gastos de almacenamiento y los costos de representación legal.

La compañía contrademandó a Harmon.

Cargando...