Muere a los 73 años la cantante Olivia Newton-John, protagonista del exitoso musical 'Grease'

·3  min de lectura
© Phil McCarten, Reuters (archives)

La cantante Olivia Newton-John, que se hizo mundialmente famosa por su papel de Sandy, la novia del instituto, en la exitosa película 'Grease', murió este lunes tras 30 años de lucha contra el cáncer. Tenía 73 años.

Newton-John "ha fallecido en paz en su rancho del sur de California esta mañana, rodeada de familiares y amigos", según un comunicado de su marido, John Easterling, publicado en sus cuentas oficiales de las redes sociales.

La artista, cuya carrera abarcó más de cinco décadas, dedicó gran parte de su tiempo y su fama a obras benéficas después de que se le diagnosticara un cáncer de mama en 1992.

La estrella nacida en Gran Bretaña y criada en Australia dedicó varios álbumes y conciertos a recaudar fondos para la investigación y la detección precoz de la enfermedad, incluida la construcción de un centro de salud que lleva su nombre en su ciudad de adopción, Melbourne.

"No me gusta decir 'batallado'", dijo una desafiante Newton-John al canal australiano 'Channel Seven TV' en septiembre de 2018, tras revelar que le habían diagnosticado cáncer por tercera vez.

"Me gusta decir 'vencer', porque 'batallado' establece esta rabia e inflamación que no quieres".

'You're the one that I want'

Newton-John fue mundialmente conocida por protagonizar el film musical 'Grease' de 1978 junto a John Travolta, en el papel de la chica de al lado, Sandy, que cambiaba su falda hasta los tobillos y su pelo arreglado por unos pantalones negros ajustados y una permanente.

La novia del instituto convertida en chica mala resonó en el público de todo el mundo, y sigue cautivando los corazones décadas después del estreno de la película.

"Hacerla fue divertido, pero nunca se sabe con las películas si el público va a seguir o no, incluso si te encanta", dijo en una entrevista con la revista Forbes en 2018.

"Es increíble que siga en pie, pero ni siquiera es solo eso, sino que no muestra signos de detenerse. Dices "Sandy y Danny" y la gente sabe al instante de qué estás hablando".

'Grease' siguió siendo el musical más taquillero durante tres décadas, y Newton-John y Travolta mantuvieron una estrecha relación mucho tiempo después de la grabación de la cinta.

"Ella era lo que más me gustaba de hacer Grease", dijo Travolta en una entrevista con motivo del 40 aniversario de la película en 2018.

No había nadie más "en el universo" que pudiera interpretar a Sandy, dijo sobre Newton-John, que cumplió 29 años durante el rodaje de 'Grease' y que más tarde reveló que tuvo que ser convencida por Travolta para que aceptara el papel tras sus dudas de que era demasiado mayor para interpretar a una adolescente.

"Si eras un joven en los años 70..., si recuerdas esa portada del disco con Olivia con esa camisa azul puesta, con esos grandes ojos azules mirándote fijamente", recordó Travolta.

"El sueño de todo chico, de todo hombre, era: 'oh, me encantaría que esa chica fuera mi novia'".

Su carrera profesional transcurrió de cantante y actriz a autora y filántropa en las décadas siguientes, con su pasión por la investigación del cáncer en primera línea, defendiendo las terapias naturales, incluido el cannabis medicinal en el tratamiento del cáncer.

Actuó hasta finales de los 60, hasta su último diagnóstico, incluyendo una residencia de dos años en Las Vegas, una gira en 2015 con la leyenda de la música australiana John Farnham e incluso la grabación de un tema de Club Dance a los 67 años con su hija Chloe Lattanzi.

"He hecho de todo, y la guinda del pastel también", dijo, reflexionando sobre su carrera.

"Así que me siento agradecida por cualquier cosa que ocurra ahora".

*Con AFP; adaptado de su versión original en inglés