Muela del juicio: lo que debe saber tu hijo

Texto: Raúl Rodríguez Cota

La extracción de la muela del juicio es un tema con el que tienen que lidiar muchos jóvenes. Por eso, si tu hijo se ve en la necesidad de hacerse este procedimiento, sería bueno que le compartieras la siguiente información que, sin duda, le será de mucha ayuda. ¡Sigue leyendo!

Saber más sobre esta intervención médica, podría ayudar a tus hijos a enfrentarlo con mayor entereza. Foto: Barcin/Getty Images

Muelas molestas

Las muelas del juicio son el tercer conjunto de morales que están ubicados en la parte posterior de la boca. Estos son los últimos dientes en crecer y suelen salir entre los 17 y 21 años, según explicó la doctora en cirugía dental, Kenneth H. Hirsch, en el portal Kids Health.

El problema con estas muelas es que a veces no pueden crecer normalmente, ya que podrían quedar atrapadas dentro de la encía sin poder salir, o solo logran romperla parcialmente. Cuando ocurre esto, los dentistas las llaman: dientes impactados.

Las muelas del juicio generalmente se impactan porque la mandíbula no tiene suficiente espacio como para que todos los dientes salgan, o también porque el diente viene en un ángulo incorrecto y choca contra otro que está delante de él, señaló Hirsch.

Operación necesaria

Por estas razones a muchas personas se les extraen las muelas del juicio cuando tienen entre 17 y 25 años. Generalmente, esta cirugía suele ser un proceso fácil y rápido de realizar. Y aunque la boca tardaría en sanar algunos días, los chicos serían capaces de retomar sus activididades al día siguiente, según se explicó en el portal de medicina WebMD.

Si tu hijo necesita hacerse esta intervención médica, es recomendable que el día de la operación pida tiempo libre en su trabajo, en el colegio o en el campamento. De esta manera, tendrá el resto del día para relajarse después de la cirugía. Además, cabe señalar que, aunque algunos adolescentes pueden conducir su automóvil después de ir al dentista, sería necesario que sus padres manejaran si les aplican anestesia general o analgésicos, de acuerdo con el sitio anteriormente mencionado.

Que no huyan del problema

Aunque es un asunto que puede resultar abrumador, es importante que tu hijo no retrase la extirpación de las muelas del juicio. Por eso, sería bueno que platique con el dentista acerca de todas las inquietudes que tenga, ya que el médico le puede decir cómo sentirse más cómodo y sin miedo.

Por ejemplo, para aliviar la ansiedad, algunos doctores recomiendan escuchar música o mirar videos entretenidos. Además de que también sería posible que los chicos lleven a un familiar o amigo como apoyo el día de la operación, según se informó en el sitio de la Clínica Mayo.

Como ves, quitarse una muela molesta podría no ser un asunto fácil de sobrellevar para los jóvenes, así que toma en cuenta esta información para que tu hijo esté mejor preparado si necesita hacerse esta operación.

Ante cualquier duda, consulta con un odontólogo.

Cuéntanos, ¿qué haces para relajarte cuando vas a tener una intervención médica?

@RaulRodCota

Artículo proporcionado por Colgate-Palmolive. Copyright Colgate-Palmolive. Todos los derechos reservados.

También te puede interesar:
El agua de grifo prevendría las caries
Cuida tus dientes en estas fiestas