Movimientos sociales opositores aprovechan la crisis del Gobierno y vuelven a la calle con reclamos

·3  min de lectura
Miles de militantes de los movimientos sociales opositores volvieron a manifestarse en plena avenida 9 de Julio.
Polo Obrero

En medio de la crisis política que envuelve al Gobierno, los movimientos sociales opositores, con el Polo Obrero a la cabeza, volvieron a marchar hoy al Ministerio de Desarrollo Social. La “jornada nacional de lucha”, que se replicó en 22 provincias, fue una nueva demostración de fuerza de las organizaciones, que reclaman al ministro Juan Zabaleta que cumpla con lo prometido en la reunión que mantuvieron a principios de este mes: un plan de obras públicas que permita la creación de “trabajo genuino” y una mejor provisión de alimentos para los comedores de los barrios .

“Son necesidades muy urgentes”, indicó Mónica Sulle, coordinadora nacional del MST Teresa Vive. La dirigente social confirmó a LA NACION que la delegación de las organizaciones logró reunirse, pasado el mediodía, con funcionarios de segunda línea del ministerio, quienes se comprometieron a recomponer la entrega de alimentos a partir de la semana que viene. Desde las organizaciones denuncian que hace más de dos meses que no reciben la provisión necesaria para cocinar en los comedores. “Son las mismas promesas de siempre, ahora vamos a ver qué pasa”, advirtió Sulle.

Eduardo Belliboni
Prensa MST Teresa Vive


Eduardo Belliboni (Prensa MST Teresa Vive/)

Hace dos semanas, Zabaleta recibió a las organizaciones de izquierda en su despacho. Fue un acercamiento en buenos términos, pero que no bastó para apaciguar las aguas: los movimientos se encargaron de resaltar que “no abandonarían las calles”. Durante esa reunión, los referentes sociales le entregaron al ministro una carpeta con planteos de obras públicas en los barrios y construcción de viviendas populares que, en palabras de Eduardo Belliboni (Polo Obrero), “permitiría darle trabajo a 100 mil compañeros con oficios registrados para empezar a laburar mañana mismo”.

En medio de la crisis del Gobierno, Amado Boudou acompañó a las Madres a la Plaza de Mayo

“Todavía el ministro no nos volvió a convocar” , apuntó Sulle. Es que, según indicaron a LA NACION distintos dirigentes sociales, la relación de las organizaciones con Zabaleta no dista demasiado de la que supieron tener con Daniel Arroyo: las tensiones y las negociaciones son constantes. Y critican que, como sucedía durante la gestión del ahora candidato a diputado, “no se atiende la emergencia social con los recursos necesarios”.

Acto en 9 de Julio
Prensa MST Teresa Vive


Acto en 9 de Julio (Prensa MST Teresa Vive/)

“Nos mandan mucha yerba, mucha polenta”, se quejó, en ese sentido, la dirigente del MST Teresa Vive, quien tampoco se ahorró críticas a la política social del Frente de Todos. “Siempre ponen a la Tarjeta Alimentar como el gran logro que va a resolver el problema del hambre. Sin embargo, todos sabemos que el problema del hambre no se resuelve ni con tarjetas ni comedores, sino con cambios en la estructura de la sociedad, a partir de discutir una soberanía alimentaria distinta, con trabajo genuino, que es lo que queremos”.

La movilización de este jueves, que se desarrolló sobre la avenida 9 de Julio y tuvo réplicas en distintos puntos del país, fue la segunda gran protesta de los movimientos sociales no alineados con el oficialismo desde la asunción de Zabaleta. La primera había tenido lugar el pasado 18 de agosto sobre Puente Pueyrredón, con una concurrencia similar a la de hoy: los organizadores hablan de un número que giró en torno a las 80 mil personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.