Los movimientos sociales oficialistas celebraron el acuerdo con el FMI porque aseguran que no compromete fondos sociales

·4  min de lectura
Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita.
Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita.

El principio de acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue celebrado por los principales dirigentes sociales oficialistas. Los referentes de los movimientos sociales aliados de la Casa Rosada caracterizaron el anuncio como “muy auspicioso” y ponderaron la “firmeza” de Alberto Fernández en las negociaciones, ya que el nuevo programa con el organismo internacional no comprometería a las partidas destinadas a la asistencia social ni exigiría reformas estructurales en la economía.

El primero en dar definiciones públicamente fue el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. “Yo hablé con el Presidente y creo que es el primer acuerdo con el Fondo donde no habrá ajuste para mantener el crecimiento”, señaló, en declaraciones a Radio 10, el también secretario de Economía Social, el área del Ministerio de Desarrollo Social encargado de gestionar la distribución de los programas sociales.

“La otra cuestión es que no va a haber imposiciones del Fondo en jubilaciones y en políticas sociales. No hay reforma laboral y se mantienen las mismas pautas del presupuesto”, agregó Pérsico, para después rematar: “El acuerdo es muy auspicioso para la Argentina”.

Manzur y Pérsico
Prensa Movimiento Evita


Manzur y Pérsico (Prensa Movimiento Evita/)

Por su parte, el coordinador nacional de Somos-Barrios de Pie, Daniel Menéndez evaluó ante LA NACION que el acuerdo se logró “a partir de una postura firme del Gobierno”. Y que esa “firmeza” se expresaría, concretamente, “en construir un sendero de reducción del déficit de manera paulatina que tenga posibilidad de ser absorbido en los marcos de un crecimiento económico, entendiendo la situación del 40% de pobres y las dificultades con el empleo que existen en nuestro país”.

Repercusiones tras el acuerdo con el FMI: de la “muy buena noticia” a “tenemos que ver la letra chica”

Menéndez resaltó la importancia de que en el acuerdo no esté expresado “un programa económico integral que tenga como horizonte el achicamiento del Estado” y que, en ese sentido, “se ha defendido el programa que el Frente de Todos le propuso a la sociedad en 2019, que tiene que ver con resolver el problema de la deuda, avanzar con firmeza en un acuerdo que no hipoteque el crecimiento, y que pueda haber márgenes para construir un proceso económico y social con inclusión”.

La semana pasada, desde un sector de las organizaciones sociales que forman parte de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) habían anunciado que preveían llevar adelante una marcha a Plaza de Mayo esta semana, con el objetivo de respaldar las negociaciones por el pago de la deuda externa y rechazar “el ajuste que quiere imponer el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Pero tras el acuerdo, la movilización quedó sin efecto.

El Presidente Fernández  junto a gremialistas y dirigentes de movimientos sociales, en su despacho de la Casa Rosada.
El Presidente Fernández junto a gremialistas y dirigentes de movimientos sociales, en su despacho de la Casa Rosada.


El Presidente Fernández junto a gremialistas y dirigentes de movimientos sociales, en su despacho de la Casa Rosada.

Los referentes sociales ya se habían reunido con Fernández a comienzos de diciembre para transmitirle su apoyo en las negociaciones con el organismo que dirige Kristalina Georgieva. De ese encuentro, que tuvo lugar en Casa Rosada, participaron organizaciones como Barrios de Pie, el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento de Unidad Popular (MUP), Octubres, y CTD- Aníbal Verón.

“No existe un buen acuerdo”

Sin embargo, algunas de las agrupaciones que forman parte de la UTEP no se privan de manifestar sus reparos para con el acuerdo y declaran que, hoy por hoy, no acompañarían el plan plurianual que se debatirá en el Congreso. Es el caso de los diputados nacionales del Frente Patria Grande, la organización política que lidera Juan Grabois, quienes ratificaron a LA NACION su posición de votar a favor siempre y cuando el proyecto que presente el Gobierno tenga incluida una política de ingresos para los sectores más vulnerables, como un salario básico universal.

“Nuestra postura siempre ha sido clara: el préstamo de 45 mil millones de dólares fue una estafa al pueblo argentino que tuvo dos responsables, el gobierno de Macri y el propio FMI que violó sus estatutos para cumplir con una decisión geopolítica del gobierno de Trump de apoyar a su aliado del Sur”, comienza planteando un comunicado difundido este viernes por la agrupación, y que lleva como título “La deuda es con el pueblo”.

En ese sentido, y a diferencia de lo dicho por el Movimiento Evita, desde el Frente Patria Grande de Grabois aseguraron que “no existe un buen acuerdo” ya que “el endeudamiento en sí mismo es un yugo muy injusto para nuestro país”. Y denunciaron que “tener que someternos a un monitoreo constante de una entidad que ha fracasado sistemáticamente en cumplir sus postulados de estabilidad económica y desarrollo es una cesión de soberanía humillante para cualquier país”.

“De nada sirve a los fines de concretar el compromiso de una vida digna para todos, que honremos pagos al FMI y cumplamos con las metas de crecimiento sin un plan de desarrollo humano integral que contemple soluciones concretas para cada padecimiento del pueblo”, agregaron.

Juntos por el Cambio consideró “positivo” el entendimiento con el FMI y evaluarán el texto definitivo en el Congreso

“Esa deuda interna es la más importante y no podemos dejar de discutir quién va a pagarla. Que no lo hagan los laburantes ni el pueblo pobre, que tampoco lo haga la clase media, sino que principalmente lo hagan quienes se enriquecieron con el endeudamiento de Macri accediendo a ganancias financieras extraordinarias y dólares baratos que fueron fugados. Es momento de avanzar con la investigación de la fuga de capitales que permanece planchada en la Comisión Bicameral del Congreso”, finaliza el texto difundido en redes sociales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.