Movimiento negro protesta en Brasil para exigir vacunas y ayudas por la covid

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 18 feb (EFE).- Cientos de manifestantes del movimiento negro salieron este jueves a las calles de las principales ciudades de Brasil para exigir al Gobierno de Jair Bolsonaro vacunación en masa y subsidios para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Armados de ollas y platos vacíos que simbolizaron el hambre que padecen los más necesitados, los manifestantes se dieron cita frente a las casas legislativas de 18 de los 27 estados del país para exigir ayuda para enfrentar la crisis económica que los azota por culpa de la covid.

Ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro, Salvador (Bahía), Recife (Pernambuco) y Brasilia, fueron las principales protagonistas de las protestas.

Organizada por la Coalición negra por derechos, una organización conformada por unos 200 grupos del movimiento negro brasileño, la protesta exigió al Gobierno de Bolsonaro el regreso del subsidio económico para trabajadores informales y personas de escasos recursos que perdieron sus trabajos con la llegada de la pandemia.

Asimismo, hicieron un llamado para que la vacunación sea garantizada a toda la población, en su mayoría negra, para frenar la pandemia que ya deja cerca de unos 242.000 muertos y 10 millones de personas contagiadas en Brasil.

En Sao Paulo, los manifestantes llegaron a paralizar el tráfico de la principal avenida de la ciudad, tras montar sobre la vía la palabra "Fome" (hambre) con una serie de platos vacíos.

"Paramos la mayor Avenida de Sao Paulo, la Paulista, que tiene una simbología importante. Escribimos 'Fome' en el piso, que infelizmente es una palabra que hoy en día simboliza el hambre de millones de brasileños, en especial mujeres y negros", aseguró a Efe Simone, una joven líder del Movimiento Negro Paulista.

Para enfrentar la crisis causada por la pandemia, el Gobierno de Bolsonaro entregó, a partir de abril del año pasado, un subsidio denominado "auxilio de emergencia" para las personas más necesitadas que perdieron sus ingresos por las medidas de aislamiento social impuestas por la pandemia.

El subsidio benefició por 7 meses a casi 70 millones de personas con 600 reales mensuales (unos 100 dólares), un monto que en octubre se redujo a la mitad y que fue abonado por última vez en diciembre.

El líder ultraderechista ha manifestado en varias oportunidades las dificultades de ampliar por más tiempo el subsidio, pero el Ejecutivo busca opciones como congelar salarios públicos para otorgar un monto de unos 200 reales (unos 37 dólares) por 3 meses y que los Gobiernos regionales también otorguen subsidios.

Sin embargo, ya casi se cumplen dos meses de 2021 y hasta el momento no se ha definido nada.

Brasil es el país con mayor número de afrodescendientes del mundo y casi el 55 % de su población es negra o mulata. No obstante, el 75 % de los pobres de todo el país son negros, los más afectados por la pandemia.

"Las personas negras no son solo la mayor parte de la población brasileña, son casi el 55 % de todo el país pero también es uno de los sectores mas precarios de la sociedad, pues tienen menos acceso a educación, a trabajo regular o a vivienda", dijo a Efe Paula Núñez, una concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en la ciudad de Sao Paulo.

"Nuestro pueblo a la final siempre es el más impactado y ahora más con la retirada de esa política (subsidio) que fue tan importante en un momento de pandemia", agregó.

(c) Agencia EFE