Marc Márquez vuelve tras nueve meses, termina séptimo y llora de la emoción

·2  min de lectura
El piloto de MotoGP Marc Márquez, de España, muy emocionado al finalizar el Gran Premio de Portugal; volvió a competir luego de nueve meses, tras sufrir una fractura de húmero derecho.
https://twitter.com/ixa_racing67

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) ganó en solitario su segundo gran premio consecutivo de la temporada al imponerse en la prueba de Portugal, en Portimao, adjudicándose también el primer puesto en la general del Mundial de MotoGP, después de tres carreras disputadas. Al margen, la competición tuvo un condimento muy especial porque contó con el regreso del gran piloto español Marc Márquez, tras nueve meses de luchar contra la fractura sufrida en el húmero del brazo derecho, el 19 de julio de 2020, en la carrera de Jerez 1.

Márquez, de 28 años, que corre con el equipo Repsol Honda, finalizó en la séptima posición. En este caso, el resultado final poco importa. A su llegada al box se pudieron ver imágenes que no suelen ser habituales en Márquez: muy emocionado y con los ojos humedecidos tras desenfundarse el casco.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en Jerez el año pasado, fueron lágrimas de alegría y de superación tras una exigente primera prueba para él cuando se encuentra en la recta final de la rehabilitación de una lesión que le lo mantuvo alejado de las pistas y del Mundial de MotoGP.

Además de su condición física, el ocho veces campeón del mundo tuvo un enorme desafío porque a la pista de Portimao muchos corredores la calificaron como una “montaña rusa”, ya que es un circuito que está marcado por sus subidas y bajadas.

El director médico, Giancarlo Di Filippo, y el director médico del Autódromo Internacional del Algarve, Marcelo Vilares, fueron los que comprobaron que el brazo derecho de Marc ya estaba listo para volver a la competición.