Mosquitos “autodestructivos”: el polémico proyecto respaldado por Bill Gates

·3  min de lectura
Un mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, zika y chikungunya
Gentileza UC San Diego

La empresa británica de biotecnología Oxitec anunció que liberó el primer lote de mosquitos modificados genéticamente en los cayos de Florida, Estados Unidos. Se trata de un proyecto respaldado por la Fundación Bill y Melinda Gates para controlar la reproducción de la especie Aedes aegypti, responsable de la propagación del dengue, zika, la fiebre amarilla, entre otras infecciones. La iniciativa trajo controversia entre los vecinos.

El grupo de insectos fue soltado la semana pasada en la región situada al sur de la costa del estado, “tras una década de planificación y aprobaciones normativas”, según confirmó la compañía en un comunicado. En los próximos meses, otros seis lugares “acogerán cajas de liberación de machos de Aedes aegypti de Oxitec, que soltarán lentamente sus mosquitos machos que se autolimitan”.

Divorcio millonario: la asombrosa fortuna que se repartirán Bill y Melinda Gates

La iniciativa de la firma británica, respaldada por las autoridades locales, consiste en liberar 500 millones de mosquitos macho con un gen modificado, llamado OX5034, que restringiría la supervivencia de las hembras con las que se aparean.

De esta manera, estas morirían antes de crecer lo suficiente como para picar y propagar enfermedades. Cabe aclarar que solo las hembras se alimentan de sangre, ya que los machos consumen néctares.

Según indicó Oxitec, la especie a la que busca controlar este proyecto representa solo el 4% de la población de mosquitos en los cayos de Florida. Sin embargo, es responsable de casi el total de la transmisión de enfermedades en el archipiélago.

Críticas a la iniciativa

El proyecto transgénico fue criticado por pobladores de los cayos de Florida y defensores del medio ambiente. Expresaron su preocupación tanto por el impacto que pueda tener en humanos como en otras especies.

Meagan Hull, residente del lugar, afirmó el mes pasado: “Considero criminal que estemos siendo enredados en este experimento. Arriesgamos todo y no ganamos nada, y todo para beneficio de Oxitec”, informó el sitio Futurism.

Los oponentes manifiestan su temor, ya que consideran que la empresa busca utilizar a la comunidad local como “caldo de cultivo” para un experimento genético que podría traer consecuencias. Temen que pueda llevar al surgimiento de una especie híbrida.

Bill Gates volvió a pronosticar cuándo terminará la pandemia de coronavirus

Frente a esta inquietud, el vocero de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) Kenneth Labbe, aseguró que los trabajos serían suspendidos de inmediato en caso de hallarse una hembra adulta con el gen modificado.

Desde marzo los empleados municipales del área de Control de Plagas le pidieron a los residentes de los Cayos de Florida colocar trampas para mosquitos.
https://www.keysmosquitoproject.com/


Desde marzo los empleados municipales del área de Control de Plagas le pidieron a los residentes de los Cayos de Florida colocar trampas para mosquitos. (https://www.keysmosquitoproject.com//)

“Si Oxitec encuentra una hembra descendiente genéticamente modificada, lo que es poco probable, deberá cesar las liberaciones de inmediato, aplicar los pesticidas convencionales contra mosquitos adultos y larvas y continuar el monitoreo hasta que no se encuentren hembras OX5034 en dos generaciones posteriores”, recalcó.

Desde marzo, los empleados municipales de control de plagas le pidieron a los residentes locales que coloquen trampas para mosquitos en sus fincas. Las mismas servirían para vigilar la proliferación del genoma modificado y el progreso del experimento.

El antecedente en Brasil

En el último comunicado, la empresa detalló que su tecnología contra el Aedes aegypti fue probada con éxito en Brasil en 2019. Indicaron que luego de solo 13 semanas de tratamiento en San Pablo, lograron suprimir hasta el 95% de la población de esta especie.

Es real que Oxitec realizó, entre 2013 y 2015, una prueba similar en ese país en la que los mosquitos tenían otro gen modificado. La empresa biotecnológica presentó el ensayo como un éxito, pero un estudio independiente la contradijo.

Los resultados de la investigación, publicados en Nature Sientific Reports reportaron que aproximadamente 18 meses más tarde el experimento resultó completamente contraproducente y la cantidad de mosquitos en la zona volvió a los niveles previos a la prueba, además de llevar a la propagación de un híbrido aventajado biológicamente.

En aquel momento, Oxitec acusó a los investigadores de formular “numerosas afirmaciones y declaraciones falsas, especulativas y sin fundamento sobre la tecnología”.