Moscú presenta exigencias para limitar la influencia de EE.UU. y la OTAN en sus fronteras

·3  min de lectura
Tropas de Rusia y Belarús realizan un ejercicio militar conjunto en el campo de entrenamiento de Mulino, en la región rusa de Nizhny Novgorod
Vadim Savitskiy

MOSCÚ.- Rusia presentó este viernes dos propuestas de acuerdos para limitar drásticamente la presencia militar occidental cerca de sus fronteras, y quiere negociarlas de inmediato para evitar más tensiones.

Los documentos se dieron a conocer en medio de la disputa diplomática entre Rusia y Occidente por la frontera con Ucrania, donde Estados Unidos y sus aliados europeos acusan a Moscú de preparar una ofensiva militar.

Los dos textos, llamados “Tratado entre los Estados Unidos y la Federación de Rusia sobre las garantías de seguridad”, y “Acuerdo sobre las medidas para asegurar la seguridad de la Federación de Rusia y de los Estados miembros” de la OTAN, prevén entre otras cosas prohibir una nueva ampliación de la alianza militar y el establecimiento de bases militares estadounidenses en antiguos países soviéticos.

Un local con remeras de la antigua Unión Soviética y la imagen del presidente Putin, en Moscú
Un local con remeras de la antigua Unión Soviética y la imagen del presidente Putin, en Moscú


Un local con remeras de la antigua Unión Soviética y la imagen del presidente Putin, en Moscú

Al presentar las demandas, el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo que Rusia y Occidente deben partir de cero para reconstruir sus relaciones. “La línea seguida por Estados Unidos y la OTAN en los últimos años para agravar la situación de seguridad es absolutamente inaceptable y extremadamente peligrosa”, afirmó el funcionario del Kremlin.

“Washington y sus aliados de la OTAN deben detener de inmediato las acciones hostiles regulares contra nuestro país, incluidos los ejercicios no programados y las maniobras de buques y aviones militares, y detener el desarrollo militar del territorio ucraniano”, agregó el funcionario.

Ryabkov instó a Estados Unidos a tomarse en serio las propuestas y a dar con rapidez una respuesta constructiva. Y agregó que el Kremlin estaba listo para iniciar conversaciones, este mismo sábado, con Ginebra como posible sede, y que su equipo negociador estaba preparado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos vio las propuestas y estaba hablando con sus aliados. “No habrá conversaciones sobre la seguridad europea sin nuestros aliados y socios europeos”, señaló.

Un soldado ucraniano camina en una trinchera en la línea de separación de los rebeldes separatistas cerca de Debaltsevo, en la región de Donetsk
Un soldado ucraniano camina en una trinchera en la línea de separación de los rebeldes separatistas cerca de Debaltsevo, en la región de Donetsk


Un soldado ucraniano camina en una trinchera en la línea de separación de los rebeldes separatistas cerca de Debaltsevo, en la región de Donetsk

El presidente Vladimir Putin pidió el martes negociaciones “inmediatas” sobre las garantías de seguridad a Rusia. El líder ruso ya había hechos ese tipo de exigencias jurídicas a su homólogo estadounidense, Joe Biden, durante su videoconferencia a principios de diciembre.

Los documentos del Kremlin prohíben a Estados Unidos establecer bases militares en las exrepúblicas soviéticas que no formen parte de la OTAN, utilizar sus infraestructuras “para cualquier actividad militar”, e incluso “desarrollar una cooperación militar bilateral”.

Todos los miembros de la OTAN se comprometerían a no ampliar la alianza y a no llevar ninguna “actividad militar sobre el territorio de Ucrania ni en los demás países de Europa del Este, del Cáucaso del sur y de Asia central”.

La ampliación de la OTAN a exrepúblicas soviéticas como Ucrania y Georgia (que en la actualidad son candidatas) es una línea roja para Rusia. La vocera de la Casa Blanca descartó por su parte cualquier “compromiso” porque “todos los países tienen derecho a decidir su propio futuro y su política extranjera sin estar sometidos a la influencia exterior”.

El presidente Volodimir Zelenski visita el frente de combate en el este de Ucrania
El presidente Volodimir Zelenski visita el frente de combate en el este de Ucrania


El presidente Volodimir Zelenski visita el frente de combate en el este de Ucrania

Moscú se anexionó la península ucraniana de Crimea y se sospecha de su apoyo a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en una guerra que dejó cerca de 13.000 muertos desde 2014. Además, venció con facilidad a Georgia en 2008. Occidente se niega a cerrarle la puerta de la OTAN a estos dos países, pero en los hechos tiene congelados sus procesos de adhesión.

Washington, la OTAN y la Unión Europea acusan a Moscú de concentrar decenas de miles de soldados en las fronteras de Ucrania en las últimas semanas, con la vista puesta en una posible invasión, y amenazan a Rusia con sanciones sin precedentes. Rusia rechaza estas acusaciones y afirma, por el contrario, que está amenazada por la OTAN, la cual arma a Ucrania y aumenta su presencia en el Mar Negro.

Agencias AFP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.