La muerte del Morro García: la crisis emocional que atravesaba y la investigación judicial

Pablo Mannino
·4  min de lectura

Mendoza no sale del estupor tras la muerte del ídolo del Tomba, Santiago "Morro" García, quien se quitó la vida en su departamento de la comuna de Godoy Cruz. Hasta ese lugar, ubicado en la calle Hipólito Yrigoyen al 100, llegaron decenas de simpatizantes, jugadores y personal técnico del club, que se mostraban consternados y no encontraban explicación a lo ocurrido.

De todas formas, todos coincidieron en que el delantero, en los últimos meses, atravesaba por un complejo cuadro emocional y estaba bajo tratamiento psiquiátrico, mientras esperaba alguna oferta en otro equipo, ya que sus posibilidades de continuar en el Expreso se habían desvanecido, más allá de que en los próximos días debía volver a entrenar. De hecho, los cortocircuitos entre la cúpula directiva y el jugador, se convirtieron por estas horas en un reclamo masivo de los hinchas que aseguran que "lo abandonaron".

Santiago "Morro" García fue encontrado muerto en su departamento de Mendoza: conmoción en el fútbol

Así, además, las redes sociales se convirtieron en una explosión de cuestionamientos a la presidencia del club. En tanto desde la institución, en un comunicado oficial, lamentaron lo sucedido con el crack de 30 años. "Fuiste héroe, fuiste goleador, fuiste amigo y familia, fuiste todo lo que una persona desea ser cuando agarra una pelota, hoy te toca ser eterno e infinito para todos nosotros... Muchas gracias por tanto Morro, gracias por tantas alegrías al pueblo tombino. Que en paz descanses", expresó el club, que permanecerá cerrado por duelo hasta el lunes.

Hinchas y compañeros del Morro Garcia se acercaron al departamento del uruguayo
Fuente: LA NACION - Crédito: marcelo Aguilar

Mientras, el plantel deportivo del Bodeguero, que estuvo tan cerca del Morro, no logra salir del asombro y la conmoción. "No puedo hablar; estoy muerto", expresó a LA NACION, Daniel Walter "El Gato" Oldrá, un exfutbolista y entrenador argentino, histórico mánager de Godoy Cruz, donde debutó como jugador profesional y como entrenador. "Estoy quebrado, porque el Morro era un gran ser humano, un ídolo de Godoy Cruz. Hace poquito hablé con él, que no importaba cuánta plata ganara y dónde jugara pero que se extrañaba mucho. Por eso, que tenía que disfrutar al máximo. No te entregués nunca Morro, tenés mucho para enseñar y ganar, le decía. Era un pibe bárbaro, humilde y bondadoso. Que descanse en paz", expresó, entre lágrimas, Marcelo "Ruso" Marcucci, otra figura histórica del Bodeguero, enfocado en las divisiones inferiores.

Victorio Ramis, jugador de Godoy Cruz, con las dos manos en la cabeza, en la puerta del edificio en el que vivía el Morro García
Fuente: LA NACION - Crédito: marcelo Aguilar

Los llantos y sollozos de compañeros del equipo y del personal del club se multiplican en la puerta del edificio donde vivía el Morro. En todas las categorías del Tomba, todo era tristeza: desde las infantiles hasta las juveniles evidenciaban una extrema congoja, también en los grupos de WhatsApp. "Qué tristeza, gran jugador"; "Increíble, qué gran pérdida para el fútbol mendocino y nacional"; "Es una pena muy grande, un dolor que no se irá jamás", se multiplicaban los mensajes de los jugadores y sus familiares.

La dolorosa despedida a Santiago "Morro" García en las redes sociales

"Es un dolor muy grande por el final de un hombre que le dio todo al club. Tenía problemas y estaba con tratamiento psiquiátrico. Lo único que podemos decir es que si no fuera por él, el club no estaría así", contó a este diario un histórico hincha y socio del Tomba, que prefirió reservar su identidad, pero que conoce de cerca el funcionamiento del Expreso desde hace décadas.

La policía acordonó la zona para la investigación judicial por el supuesto suicidio del Morro García
Fuente: LA NACION - Crédito: marcelo Aguilar

Mientras, la investigación judicial sigue su curso, con la posibilidad de que la causa finalmente se archive una vez que se determine si finalmente el Morro tomó la decisión de suicidarse, ya que no hay imputación posible. De todas formas, fuentes del caso, informaron que se profundizará la pesquisa para descartar que no haya existido una instigación al suicidio o un homicidio. El Morro fue hallado tendido en su cama, junto con un arma calibre 22, en el departamento donde residía en Mendoza. Tenía un disparo en la cabeza, en el parietal derecho. "Hasta que no esté el resultado de Policía Científica, conforme a las medidas que se realizan en el departamento, no se puede informar nada más. Esperaremos también los resultados de la necropsia", indicó a LA NACION, Claudia Ríos, fiscal de Homicidios.