“No te puedes morir por un partido de fútbol”: autoridades sanitarias italianas dicen a los aficionados ingleses que eviten Roma

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La aficionada al fútbol de Inglaterra, Dawn Hughes, que vive y trabaja en Italia, posa para una fotografía antes de los cuartos de final de la Eurocopa 2020 contra Ucrania, en las afueras del Stadio Olimpico de Roma. (REUTERS)
La aficionada al fútbol de Inglaterra, Dawn Hughes, que vive y trabaja en Italia, posa para una fotografía antes de los cuartos de final de la Eurocopa 2020 contra Ucrania, en las afueras del Stadio Olimpico de Roma. (REUTERS)

Los jefes de salud italianos advirtieron a los aficionados del fútbol inglés que no arriesguen vidas por viajar a Roma para los cuartos de final de la Eurocopa del sábado contra Ucrania.

El jefe de salud de la región de Lazio, Alessio D'Amato, dijo que sería imposible para cualquier aficionado que viajara desde Inglaterra asistir al partido y que deberían mantenerse alejados.

Evocando un partido de la Liga de Campeones en Italia el año pasado entre Atalanta y Valencia, que se convirtió en un desastre de salud pública al comienzo de la pandemia y provocó una ola mortal de covid en el norte de Italia, D'Amato advirtió que no quería repeticiones.

Recordó la “bomba viral” del partido de la Champions 2020 y añadió: “No quiero que nos encontremos en la misma situación, con la llegada de la afición inglesa a Roma por Inglaterra-Ucrania. No puedes morir por un partido de fútbol".

Le dijo al periódico de Roma Il Messaggero: “Nuestro mensaje [para los fanáticos en Inglaterra] es simple. No vengas. No tiene sentido venir a Roma porque tenemos una regla de cinco días de cuarentena... Para los que aún no están aquí es imposible ver el partido en el estadio y serán enviados a casa”.

Claudio Mastroianni, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del hospital Policlínico de Roma, advirtió sobre una repetición de los 2,000 casos en Escocia después de que los aficionados viajaron al partido del grupo Inglaterra-Escocia, y dijo que se necesitaba "máxima seguridad".

La afición inglesa "no debería seguir a su equipo a Italia", añadió. “Vimos lo que pasó en Escocia. En Italia, la situación está mejorando. Tener a los aficionados de Inglaterra apiñados en las gradas significa correr el riesgo de nuevos brotes en un momento en el que los hospitales están saliendo de una fase crítica”.

Leer más: Suiza elimina a Francia de la Eurocopa en tanda de penales

La mitad de las 60,000 muertes de Italia en la primera ola de la pandemia se produjeron en la región norte, con camiones del ejército con ataúdes que salían de Bérgamo, donde se encuentra el club Atalanta, ya que las morgues se inundaron, convirtiéndose en el símbolo sombrío de la pandemia de Italia.

Temeroso de un aumento en las infecciones justo cuando los nuevos casos caen al nivel más bajo del año y las empresas reabren, el gobierno de Italia está trabajando arduamente para desanimar a los fanáticos de Inglaterra tentados a probar suerte.

El Ministerio del Interior de Italia está llevando a cabo controles adicionales en aeropuertos, cruces fronterizos de autopistas y trenes para atrapar a los fanáticos de Inglaterra, mientras que las regiones llevarán a cabo verificaciones de cuarentena adicionales.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Ivan Scalfarotto, dijo a la radio italiana: “El gobierno ha decidido el nivel máximo de controles para el partido del sábado. Para los que viajen habrá controles desde la llegada hasta los torniquetes del estadio. No habrá excepciones."

Y el Ministerio del Interior italiano dijo que los funcionarios de seguridad habían propuesto "una política especial de venta de entradas" que "prevé el bloqueo de todas las ventas y transferencias de entradas a partir de las 21:00 horas de hoy, y la cancelación de las entradas vendidas a residentes del Reino Unido a partir de la medianoche del 28 de junio".

Quienes violen la cuarentena se arriesgan a una multa de hasta 4,000 euros y, si dan positivo por el virus, a cargos penales.

La prefectura de Roma, que está a cargo de la seguridad, está planeando controles adicionales en el estadio, donde se les puede pedir a los británicos que muestren su tarjeta de embarque o documentos de residencia. La policía detendrá a los fanáticos en hoteles, en plazas con pantallas gigantes y en bares al aire libre en áreas populares entre los británicos.

La embajada de Italia en Londres dijo que cualquier persona que haya estado en el Reino Unido y no haya cumplido cinco días de cuarentena en Italia “no será admitida en el estadio, incluso si tiene una entrada”.

Relacionados

Alemania registra su cifra más baja de contagios en 9 meses

Los contagios de COVID-19 se disparan en Moscú

India reabre con cautela tras un descenso en los contagios

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.