Morenagate, el fraude que golpea la honestidad valiente de López Obrador

Andres Manuel Lopez Obrador esta molesto por la multa impuesta por el

Empiezan a quedar al descubierto las mentiras que llevaron a Andrés Manuel López Obrador al Poder. El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó al partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) por cometer con dolo un fraude a la ley y le impuso una multa por 197 millones de pesos por la operación ilícita del Fideicomiso Por los Demás, creado para otorgar apoyos a damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, en el que ingresaron 44 millones de pesos en efectivo, ambas conductas, al margen de la ley.

En su dictamen el consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Fiscalización, explicó que se sanciona a MORENA por la constitución de un fideicomiso para hacerse de recursos como un mecanismo de financiamiento alterno a las reglas establecidas respecto al financiamiento privado en la ley.

Recordó el consejero Ciro Murayama que un día después de los sismos del 19 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador, por medio de un video publicado en redes sociales, anuncio que MORENA apoyaría a los damnificados y para ello llevaría a cabo la creación de un fideicomiso, destinaría el 50 por ciento de su presupuesto de campaña e instruiría a los funcionarios públicos y legisladores de
su partido para que donaran la mitad de su salario para este fin.

Al detallar el modus operandi de MORENA, el consejero Murayama afirmó que “no se trata de una conducta irregular aislada, sino de toda una trama de financiamiento paralela: se constituye una figura permitida, un fideicomiso, pero se incumple la obligación de informar a la autoridad; el fin de este fideicomiso, dar dinero a la población, es ilegal para un partido, después, se nutre de recursos en
su mayoría de procedencia prohibida, como los de origen desconocido y los de empresas, luego se saca el dinero en efectivo sin dejar huella, lo que es contrario al manejo lícito de las finanzas partidistas. Estamos ante una conducta que tiene nombre: fraude a la ley, y el fraude siempre implica dolo.” (Milenio, 19 de julio de 2018)

El consejero Murayama considera, por las pruebas y métodos para mover los recursos implicados, que las autoridades se enfrentan a algo similar al Pemexgate: “No sabemos en qué se usó el dinero, ni por quién.” (La Crónica, 19 de julio de 2018)

LEER | López Obrador y el terror que provocó a los bolsillos de la burocracia mexicana

Será interesante constatar, cuando realmente López Obrador sea el titular de Poder Ejecutivo, si realmente va a terminar con los 374 fideicomisos en los que José Antonio Meade y Luis Videgaray acumularon 835 mil 477.8 millones de pesos. (Sin Embargo, 16 de julio de 2018)

En la presentación de sus 50 medidas para la austeridad y el combate a la corrupción de López Obrador, en el punto 18 se dice que “Serán cancelados los Fideicomisos y cualquier instrumento para ocultar fondos.” (Publimetro, 15 de julio de 2018)

Se trata de fideicomisos a cargo de la Secretaria de Hacienda y ahí no encuadra el creado por López Obrador para apoyar a los damnificados de los sismos, lo que ahora aparece, según el dictamen presentado en el consejo del INE, es que no se sabe dónde fue a parar el dinero que se captó en el Fideicomiso Por los demás.

Seis meses después de los sismos, mediante un video publicado en redes sociales, López Obrador informó que el fideicomiso había entregado más de 51 millones de pesos a las personas de varios estados que resultaron damnificadas.

Señaló que esta ayuda solo era un “granito de arena” pues se necesitaba mucho dinero para resolver el problema. Anunció que se trabajaba en la elaboración de un plan para la reconstrucción nacional.

“Nosotros nos vamos a hacer cargo, no están solos los damnificados, vamos a apoyarlos. Vamos a construir vivienda, vamos a apoyar a la gente que no tiene para pagar un crédito. No puede pedírsele a la gente que pague un crédito cuando vive al día. La justicia es darle más al que tiene menos. No puede haber trato igual entre desiguales. El gobierno tiene que darle la mano al que lo necesita. Eso no es populismo, es humanismo, y se llama justicia social”. (La Jornada, 19 de marzo de 2018)

LEER | El regreso de Carlos Salinas de Gortari… justo cuando López Obrador llega al poder

Según el dictamen del INE no se sabe que el dinero del fideicomiso Por los demás hubiera llegado a los damnificados, por lo que se presume que fue empleado para financiar la campaña del candidato de Morena. La evidencia indica que López Obrador fue “apoyado” por los damnificados cuando estos estaban y continúan en desgracia. El que miente una vez puede mentir dos.

Los mexicanos deben tener esperanza en morena, pero la que vive en el Cerro del Tepeyac. Lo demás son las buenas intenciones que nos llevan al infierno.