Morena va contra fideicomisos de Conacyt

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 22 (EL UNIVERSAL).- La iniciativa presentada el pasado miércoles por los diputados de Morena para reformar y derogar la Ley de Ciencia y Tecnología, echa abajo las negociaciones que sostenía la comunidad científica con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). La propuesta de los legisladores de desaparecer los Fondos de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, cuyo soporte operativo actualmente está a cargo de 26 Centros Públicos de Investigación (CPIs), reavivó la molestia de la comunidad científica.

Por segunda vez en menos de un año, los fideicomisos de Conacyt atraviesan por un proceso de incertidumbre. El primer momento se dio después de la expedición del Decreto Presidencial que ordenó la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos, publicado el 2 de abril en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Casi un mes después, el procurador fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, informó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) había decidido exentar del decreto a los 26 Centros Públicos de Investigación (CPIs), el Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (FORDECYT), Programas Nacionales Estratégicos (Pronaces) y el Fondo para el Desarrollo de Recursos Humanos (Fiderh).

Sin embargo, con la propuesta del proyecto del grupo parlamentario de Morena, los fideicomisos de Conacyt entrarían de nueva cuenta a un proceso de incertidumbre.

Se buscó al Consejo para fijar postura frente a esta iniciativa presentada por Dolores Padierna, también se le cuestionó sobre si habían sido convocados por el grupo parlamentario de Morena para este proyecto; sin embargo, hasta el cierre de edición no hubo ninguna respuesta del organismo encabezado por María Elena Álvarez-Buylla.

La iniciativa presentada por la bancada de Morena, plantea reformar el Artículo 23 de dicha Ley, deroga el Artículo 50; así como los párrafos cuarto, octavo y noveno

del artículo 56; referentes a los Fondos de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, con lo cual ahora sólo existirían los Fondos Conacyt que quedarán en su totalidad en manos de la institución.

El argumento con el que se presenta la iniciativa es que los fideicomisos han permanecido en la opacidad, "lo cual es origen de muchos de los problemas vinculados a la discrecionalidad y falta de transparencia en su manejo", señalan.

Aseguran que su propuesta coadyuva con las acciones del Ejecutivo Federal, "se busca eliminar la opacidad y discrecionalidad en el uso de recursos públicos y fomentar la transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad".

La comunidad científica ha comenzado a manifestar su descontento pero con más cautela que hace un mes, ya habían entrado en una negociación tras la promesa de Conacyt de crear nuevas formas de apoyos para los científicos a través de becas, contratos y publicaciones. Todo lo avanzado se dinamita con esta iniciativa que atenta contra la ciencia y la tecnología, y aunque algunos aseguran que no prosperará, la iniciativa sigue su camino.