Morena designa como candidato a exlíder de finqueros chiapanecos

·4  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- El exlíder de los finqueros de varios municipios de Chiapas, que sufrieron la invasión de sus ranchos por bases del EZLN, simpatizantes y miembros de organizaciones campesinas, Constantino Kanter, fue designado como candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la alcaldía de Comitán de Domínguez, municipio donde ya fue presidente municipal en el 2005-2007, por el PRI y que es famoso por decir que en Chiapas "vale más la vida" de un pollo que la de un indígena.

Nacido en Altamirano, pero avecindado en Comitán de Domínguez, donde estudio hasta la escuela preparatoria, en 1994 destacó como líder de un movimiento que realizaron dueños de fincas que se ubicaban en Las Margaritas, Altamirano, Ocosingo, La Trinitaria, La Independencia, Yajalón, Palenque y otros municipios, que les invadieron sus fincas donde producían café, maíz, frijol, queso, leche y ganado.

Constantino Kanter que se define como "Hombre de historia escrita como luchador social, de principios sólidos, ideas claras y decisiones firmes", a partir de 1994 encabezó marchas, plantones y caminatas, para pedir al gobierno los indemnizara por los predios que perdieron por la toma de sus ranchos, ahora convertidos en comunidades en extrema pobreza, donde viven indígenas tzeltales, tzotziles, choles y tojolabales.

En 17 de noviembre del 2007, el dirigente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Subcomandante Marcos, acusó a Constantino Kanter de ser "uno de los aliados" de Andrés Manuel López Obrador, del priista Roberto Albores Guillén, pero que en el 2006, apoyó a Juan Sabines Guerrero, como candidato del PRD al gobierno de Chiapas.

Marcos dijo que "si alguien quiere conocer de veras, cómo piensa, actúa y reacciona la ultraderecha" entonces que "platique con un finquero chiapaneco", como es el edil de Comitán, que en al concluir su mandato fue designado subsecretario de Ganadería del gobierno de Chiapas.

Esa vez, durante un evento que se llevó a cabo en San Cristóbal de las Casas, Marcos recordó que Constantino Kanter "fue el autor de aquella ya famosa frase dicha cuando el calendario marcaba el mes de mayo del año de 1993: "En Chiapas vale más un pollo que la vida de un indígena".

Marcos describió a Constantino Kanter, como uno de los personajes salidos de la novela Balún Canán, de Rosario Castellanos, "el hacendado" que siguió con "un mismo patrón para la edificación de sus posesiones. Así la casa grande, es decir, la casa donde el finquero habitaba los días que está en sus posesiones era hecha de material, amplia y con grandes corredores rodeándola. A un lado estaba la cocina. Después un amplio especio cercado por alambre de púas".

Y "fuera del cerco que marcaba los límites del espacio del señor, vivían los peones con sus familias, en casas de adobe, madera y techo de zacate. Al espacio de la casa grande, es decir adentro del cercado de alambre de púas, solo podían pasar el mayoral o capataz, y las mujeres que se encargaban de la cocina y el aseo de la casa y las cosas del señor".

El finquero "también solía entrar, de noche y cuando la señora del señor no estaba, las muchachas casaderas sobre las que el finquero ejercía el llamado derecho de pernada (que consistía en que el hacendado tenía el derecho de desvirgar a la mujer antes de ser desposada)".

En febrero del 2018, Constantino Kanter fue designado delegado de Prospera en sustitución de la ahora senadora de Morena, Sasil de León Villard, que en noviembre del 2019, se unió al partido local Chiapas Unido.

Pero en la elección de ese año, el entonces dirigente estatal de Morena, José Antonio Aguilar Castillejos, acusó a Constantino Kanter de repartir tarjetas bancarias, donde les prometían depositar dinero a las personas que votaran por el PRI.

En la elección de junio próximo, Constantino Kanter, tiene como uno de los ocho adversarios para la alcaldía de Comitán, a Mario Guillén Guillén, que en 2015, entonces abanderado del PVEM agredió a un reportero y dijo que los candidatos "delincuentes que están en México deben irse a Guatemala".

Esto provocó una reacción de la Cancillería de Guatemala, al decir que este tipo de declaraciones "hieren la dignidad de los guatemaltecos", tan similares como las que realizaba el entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en contra de migrantes latinoamericanos.