Morelos vuelve a semáforo rojo por contagios de Covid

·2  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- Para detener el ritmo acelerado de contagios y hospitalizaciones por el coronavirus SARS-CoV-2, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y su gabinete determinaron colocar al estado en el color rojo del semáforo epidemiológico. "Hemos tenido que decidir entre hacer lo fácil y lo correcto, por lo que sin titubear optamos por salvaguardar la vida de nuestra población", dijo el mandatario.

Desde el martes pasado, el secretario de Salud estatal, Marco Antonio Cantú, declaró a Morelos en emergencia sanitaria por la multiplicación de contagios de Covid-19, y advirtió que podrían pasar del color naranja al rojo para inhibir la movilidad y prevenir la saturación hospitalaria. Con ese escenario adverso, el gobernador anunció las restricciones del semáforo rojo que aplicarán a partir de este jueves 24 de diciembre y hasta el 10 de enero de 2021, con la posibilidad de regresar a semáforo naranja siempre y cuando los indicadores de salud lo permitan.

Las nuevas restricciones fueron lamentadas por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Morelos, Antonio Sánchez, quien días antes declaró que el regreso al semáforo rojo provocará el cierre de 40% de las empresas frente a la ausencia de una reactivación económica. Por su parte, el titular de Salud, Marco Antonio Cantú, dio cuenta de la crisis sanitaria y subrayó que del 1 al 21 de diciembre los casos activos diarios de Covid-19 se incrementaron 80%.

Actividades esenciales

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Económico, Ana Cecilia Rodríguez, informó que el semáforo rojo permite únicamente actividades esenciales, como servicios médicos y de apoyo en todo el sistema de Salud, así como las que participen en su abasto, servicios y proveeduría, además de los sectores adicionales de economía, como los bancos y servicios financieros. El semáforo en rojo también permite actividades en notarías, venta y distribución de energéticos, gasolineras y gas; generación y distribución de agua potable, industria de alimentos y bebidas; se permite la apertura de mercados y supermercados a 50% de aforo y una persona por familia, tiendas de abarrotes y venta de alimentos preparados.

Otras actividades son en la agroindustria, mientras que los hoteles podrán operar a 25% de ocupación, sin áreas comunes y solamente para actividades esenciales; telecomunicaciones y medios de información, servicios funerarios. También, restaurantes y similares, pero sólo en modalidad para llevar.