La mordida de Berlanga llevaba muchas malas intenciones, pero para el árbitro parecía que el culpable era yo

·3  min de lectura

Quizá Edgar Berlanga pensó que Alexis Angulo iba a ser un paseo sobre alfombra roja. El colombiano, sin embargo, vendió cara su derrota el sábado en una pelea que tuvo su cuota de drama en el Madison Square Garden, cuando el puertorriqueño intentó morder a su oponente.

Aunque Berlanga tomó la situación bastante a la ligera al final del combate donde se impuso por decisión unánime en tarjetas en extremo favorables para él (99-91, 99-1 y 98-92), posteriormente, el prospecto de la división súper mediana emitió una disculpa pública a Angulo, su empresa Top Rank y los aficionados que asistieron al Teatro Hulu en Nueva York.

Con base de entrenamiento en Miami, Angulo contempla ahora la situación con una sonrisa en los labios, pero en ese momento se molestó mucho con su rival y con el árbitro que pareció hacer oídos sordos a sus reclamos por ese intento de mordida.

“Fueron muchas intenciones, malas intenciones’’, comentó Angulo. “Lo que yo crea, pues no cuenta mucho, pero ni siquiera le hicieron un llamado de atención para amortiguar la cosa. Yo le decía al árbitro que me estaba mordiendo y el árbitro me decía que yo lo estaba agarrando, cuando era todo lo contrario. De pronto yo era el que tenía la culpa’’.

No cabe duda de que la victoria de Berlanga se vio empañada porque podría haber sido descalificado y había argumentos para haberlo hecho, después de que se viera claramente la mordida a Angulo en el hombro izquierdo durante un clinch en el séptimo asalto.

El árbitro Ricky González estaba del otro lado y no vio la impactante acción de Berlanga, de la que por alguna razón bromeó después de la pelea.

“Estaba lanzando codazos. Estuve a punto de hacerle un Mike Tyson’’, comentó Berlanga riéndose, refiriéndose al infame momento en que el excampeón de peso pesado le arrancó un trozo de la oreja a Evander Holyfield durante su revancha por el título mundial de 1997 y fue descalificado.

“Seguía lanzando sus codos, y no quería que me cortaran. Estaba listo para morderlo como Mike Tyson’’.

Quizá Edgar Berlanga pensó que Alexis Angulo iba a ser un paseo sobre alfombra roja. El colombiano, sin embargo, vendió cara su derrota el sábado en una pelea que tuvo su cuota de drama en el Madison Square Garden. Aquí con su manager Armando Hernández.
Quizá Edgar Berlanga pensó que Alexis Angulo iba a ser un paseo sobre alfombra roja. El colombiano, sin embargo, vendió cara su derrota el sábado en una pelea que tuvo su cuota de drama en el Madison Square Garden. Aquí con su manager Armando Hernández.

Dejando el incidente de lado, Berlanga (20-0, 16 KOs), un boricua de 25 años de Brooklyn, Nueva York, logró una victoria contra el oponente más notable de su carrera frente a una multitud muy favorable de 4,347 aficionados en la víspera del desfile anual del Día de Puerto Rico en Nueva York, una fecha en la que soñaba con encabezar desde que era un niño.

Pero queda el debate sobre el verdadero talento de Berlanga, quien comenzó su carrera profesional con 16 nocauts en el primer asalto, pero que en sus últimos tres combates no ha sido para nada dominante, lo que complica su posición en una categoría en estado de renacimiento.

“Lo que yo diga sobre Berlanga sale sobrando’’, agregó el colombiano que entrena con el profesor cubano Pedro Díaz en el gimnasio del Tropical Park en Miami y que tiene como manager al abogado Armando Hernández.

“Más que lo que yo diga, se trata de lo que gente ve y ha visto de su boxeo. Entonces, las palabras sobran’’.

Edgar Berlanga (izq.) intenta morder a Alexis Angulo en la pelea del sábado en Nueva York.
Edgar Berlanga (izq.) intenta morder a Alexis Angulo en la pelea del sábado en Nueva York.

Hernández, por su parte, dejó en claro que Angulo no tendría absolutamente ningún problema en pelear por segunda vez contra el boricua, porque entiende que quedaron elementos inconclusos y que su representado merecería esa nueva oportunidad.

‘’Todo el mundo sabe lo que vieron y lo que hizo Angulo dentro el ring contra Berlanga’’, apuntó Hernández.

“Los ojos no mienten. La opinión pública ha hablado claramente. Si Berlanga quiere la revancha sabe que aquí estamos. Mundo Boxing y Angulo vienen a pelear con quien sea, donde sea y como sea’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.