Cómo una mordedura de garrapata puede causar confusión mental y síntomas neurológicos

·6  min de lectura
Gracias al testimonio de su mujer, hoy sabemos el deterioro cognitivo no siempre se debe al Alzheimer sino que la mordedura de una garrapata puede desembocar en una enfermedad muy desconcertante que de no tratarse lleva a la muerte: Lyme (Imágenes: Instagram Nicole Bell)(Imágenes: Instagram Nicole Bell)
Gracias al testimonio de su mujer, hoy sabemos el deterioro cognitivo no siempre se debe al Alzheimer sino que la mordedura de una garrapata puede desembocar en una enfermedad muy desconcertante que de no tratarse lleva a la muerte: Lyme (Imágenes: Instagram Nicole Bell)

Hoy me hago eco de un testimonio muy valioso publicado en el diario Today y recogido por Yahoo! News con el que su protagonista, Nicole Bell, quiere recordar a su marido compartiendo su historia y advirtiendo, al resto del mundo, del peligro que conlleva una mordedura de garrapata.

Está convencida de que su historia "también podría ayudar a otros", por eso lo ha contado en redes, en prensa y ahora -de manera más extensa- en su nuevo libro ('Lo que acecha en el bosque: lucha y esperanza en medio de una enfermedad crónica').

Cuando las habilidades cognitivas de su marido Rush comenzaron a fallar, los médicos pensaron que tenía un inicio temprano de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, más adelante, Nicole se enteró de que era un mal diagnóstico y de que tenía múltiples infecciones transmitidas por garrapatas.

Los primeros síntomas de Russ fueron cambios de personalidad. Se volvió malhumorado, irritable y, a veces, no le importa decirlo, hasta desagradable. De ahí que en un principio a Nicole pensara que el divorcio estaba cerca, pero enseguida descartó esa idea y se dio cuenta de que había algo extraño tras aquel comportamiento.

Empezó a sospechar que algo extraño ocurría cuando en 2016 recibió una llamada en el trabajo. Era la compañía de alarmas de su casa. Russ, que recogía a los niños de la escuela todos los días, había llegado a casa y no podía apagar la alarma que sonada sin parar a todo volumen.

Después de aquello las cosas se precipitaron. De repente su marido, informático e ingeniero eléctrico, no era capaz de realizar tareas que deberían ser pan comido para él como patrones matemáticos simples que su hijo de 6 años podía hacer fácilmente en ese momento. Estaban desconcertados.

En un primer momento, cuando las habilidades mentales de Russ comenzaron a fallar, y debido a su afición por las actividades al aire libre, Nicole pensó en las garrapatas porque ya había tenido algún susto. Así que comenzó a investigar silos síntomas del deterioro cognitivo de su esposo podrían tener relación con la enfermedad de Lyme, una de las zoonosis transmitidas por garrapatas más graves para el hombre. Pero cuando los análisis de sangre resultaron normales y un médico le diagnosticó Alzheimer, las enfermedades transmitidas por garrapatas quedaron fuera de su radar.

La mordedura de garrapata puede dar fiebre o causar una erupción muy llamativa denominada eritema migratorio (EM) debido a las bacterias que transmite.Es el mejor marcador clínico de la infección por Borreliosis burgdorferi, correspondiente a una fase precoz localizada de la infección. Pero esa manifestación cutánea “no siempre está presente”, aclaran desde la Seimc. (Foto: Getty)
La mordedura de garrapata puede dar fiebre o causar una erupción muy llamativa denominada eritema migratorio (EM) debido a las bacterias que transmite.Es el mejor marcador clínico de la infección por Borreliosis burgdorferi, correspondiente a una fase precoz localizada de la infección. Pero esa manifestación cutánea “no siempre está presente”, aclaran desde la Seimc. (Foto: Getty)

Además, la cosa era que Russ nunca había tenido fiebre o sarpullido asociado a la mordedura de garrapatas (que ellos supieran), y cuando le hicieron la prueba estándar de Lyme, dio negativo.

Junto con el sarpullido o la erupción (muchos pacientes no la desarrollan nunca, como Russ), se pueden presentar síntomas gripales, como fatiga, dolor de cabeza y dolores musculares. En algunas personas la infección se extiende a otras partes del cuerpo.

Así que se pusieron en manos de los especialistas. Un neurólogo les confirmó que todo lo que le pasaba podría deberse a un accidente cerebrovascular o al Alzheimer, pero la resonancia magnética descartó la primera opción. Y más tarde, otra prueba médica denominada 'tomografía por emisión de positrones' mostró graves deficiencias en los patrones metabólicos, que normalmente se manifiestan durante la última etapa de la enfermedad de Alzheimer. Pero Russ tenía 60 años y no era normal que el declive fuera tan rápido.

El diagnóstico nunca tuvo sentido para ellos porque Russ no tenía predisposición genética ni comorbilidades. Acudieron a cuatro neurólogos diferentes en busca de respuestas alternativas. Pasados nueve meses, a Nicole no le quedó más remedio que aceptar el diagnóstico, hasta que hablé con mi hermano, Scott. Su esposa padecía una enfermedad crónica desde hacía años y acababa de ser diagnosticada con múltiples enfermedades transmitidas por garrapatas.

Durante años, y antes de saber que su mujer estaba luchando contra Lyme y varias coinfecciones, Scott comenzó a investigar y encontró trabajos de investigación que vinculaban la enfermedad de Lyme con el Alzheimer e instintivamente supo que esa era la causa del declive de Russ. Le dijo: "Creo que esto es lo que está pasando con Russ".

Con la esperanza de encontrar otra respuesta, a Russ le hicieron una prueba de PCR, de la misma manera que ahora hacemos la prueba de Covid-19 , que indicó que tenía tres infecciones transmitidas por garrapatas; las tres B, como se las conoce: Borrelia, Bartonella y Babesia, la bacteria que causa la enfermedad de Lyme y dos coinfecciones comunes. Pero habían pasado más de 15 meses y habían perdido un tiempo precioso.

Su caso demuestra que la enfermedad de Lyme no tratada puede causar confusión mental o 'mente plomiza' y síntomas neurológicos parecidos a los de la enfermedad de Alzheimer, así como "cicatrices tóxicas en el cerebro". Incluso puede llegar a afectar al corazón, conduciendo a un ritmo cardíaco irregular, que puede causar mareos o palpitaciones.

"La enfermedad de Lyme, sin el tratamiento adecuado, se cronifica, llegando a afectar seriamente al desarrollo de una vida normal a través de manifestaciones neurológicas, cardiacas y/o articulares agudas", explica Jorge Galván, director de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA).

En concreto, la Lyme produce desde fiebre, dolor de cabeza y fatiga hasta graves cuadros neurológicos que incluyen, según apunta el Grupo de Patología Infecciosa de la Asociación Española de Pediatría de Atención primaria (AEPap), meningitis, encefalitis, coma, convulsiones, afectación de los nervios craneales o hemiplejias.

De ahí que, como explica la Asociación de Lyme ALCE, a la enfermedad de Lyme o Borreliosis de Lyme también se la conoce como ‘La gran imitadora’ ya que puede ser confundida con otras enfermedades, como esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, Alzheimer o Parkinson.

En España, el número de hospitalizaciones por la enfermedad de Lyme se ha multiplicado por tres en en los últimos 15 años, según el boletín epidemiológico, informe elaborado con datos del período 2005-2019 por el grupo responsable de la vigilancia epidemiológica de Lyme en el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

El aumento de las temperaturas, a consecuencia del cambio climático, es una de las principales causas de que las garrapatas haya incrementado su número de ejemplares en el territorio nacional, apuntan desde ANECPLA. La entidad alerta de que las consecuencias de la picadura de este artrópodo pueden llegar a ser graves, y que más allá de la enfermedad de Lyme, pueden causar la encefalitis vírica o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, que tiene una mortalidad del 30 por ciento sin tratamiento.

Más historias que pueden interesarte:

VIDEO: Publica un vídeo manipulando una extraña criatura marina sin saber que era potencialmente mortal

La enfermedad de Lyme es desconcertante, incluso para los expertos

De la medusa 'asesina' a la garrapata (cómo sobrevivir al verano sin picaduras)

Picadura de himenópteros: cómo actuar si eres alérgico

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.