Varsovia reta a Europa y niega la primacía del Derecho comunitario

·4  min de lectura

Cracovia (Polonia) 8 oct (EFE).- El Gobierno polaco hizo suyo este viernes el desafío planteado por la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que da primacía a la ley nacional sobre la comunitaria, pero subrayó su intención de permanecer en la Unión Europea (UE).

El primer ministro, el ultraconservador Mateusz Morawiecki, afirmó que "el Tribunal hizo una interpretación literal de la Constitución, es decir, que el derecho constitucional es superior a otras fuentes de derecho" y relacionó el fallo del jueves con "lo que ya ha sido confirmado en los últimos años por los tribunales constitucionales de muchos Estados miembros".

"No somos unos invitados en la UE, por eso no aceptamos ser tratados como un país de segunda clase. Queremos una relación de respeto, no una asociación de iguales y desiguales", afirmó este viernes el jefe del Ejecutivo.

Por su parte, el líder de Ley y Justicia (PiS, partido gubernamental), Jaroslaw Kaczynski, se había referido ya el jueves al fallo como "obvio", subrayó que "en Polonia, el acto normativo más alto es la Constitución" y dijo que "en asuntos del poder judicial polaco, la Unión Europea (UE) no tiene nada que decir".

El TC polaco respondió ayer, tras una deliberación que se ha extendido durante varios meses, a una pregunta planteada por Morawiecki sobre la preeminencia de la Constitución sobre la ley europea, con respecto a lo cual el primer ministro dijo albergar "dudas justificadas y de gran alcance".

Según el polémico fallo del Tribunal, que ha merecido respuestas contundentes desde Bruselas y otras capitales comunitarias, "los organismos de la UE operan fuera de los límites de las competencias otorgadas por la República de Polonia y, por tanto, determinadas disposiciones del tratado de adhesión son inconstitucionales".

A su vez, la cuestión elevada por el primer ministro estuvo motivada por una sentencia de principios de marzo emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la legalidad del proceso de nombramiento de jueces en Polonia.

Ese punto, junto a la creación de una Sala Disciplinaria judicial con poder para sancionar, destituir o trasladar forzosamente a cualquier juez del país, ha generado varios conflictos con los tribunales europeos.

Gran parte de la judicatura polaca, incluyendo dos de los cinco jueces que formaron parte del panel que emitió la sentencia de ayer, se han manifestado en contra.

JUECES EN DESACUERDO COMPARAN CON RUSIA Y CUESTIONAN LA INICIATIVA

Piotr Pszczółkowski, uno de los dos jueces que manifestaron su desacuerdo con el fallo, a pesar de haber sido nombrado miembro del TC bajo el mandato del partido gubernamental, comparó las consecuencias de desligar el derecho polaco del europeo con la situación en Rusia, donde el TC tiene potestad para revocar sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Otro magistrado, Jaroslaw Wyrembak, decidió presentar un escrito a título particular desvinculándose de la sentencia y recordó que durante la vista le preguntó al representante del primer ministro, Marek Szydlo, sobre si era consciente de las implicaciones del caso.

Diez de los quince miembros de esa corte han sido nombrados por el actual Gobierno y Baczyńska consideró que "está formado por personas que no tienen los suficientes conocimientos legales o altura moral para sentarse allí".

REACCIÓN DE LA OPOSICIÓN

Muchos políticos se expresaron también de manera negativa sobre el fallo y Małgorzata Kidawa-Błońska, que fue candidata a la presidencia por parte del principal partido de la oposición, Plataforma Cívica, dijo en sus redes sociales que "el sueño de Kaczynski de una Polonia fuera de la UE se está convirtiendo en realidad".

El Gobierno polaco ha intentado desvincular las consecuencias de la sentencia de un eventual "Polexit" (salida de Polonia de la UE) y, en un mensaje difundido por sus redes sociales, Morawiecki afirmó ya el jueves que "el lugar de Polonia está y estará en la familia europea de naciones", si bien puntualizó que Polonia tiene "los mismos derechos que otros países".

Donald Tusk, líder de Plataforma Cívica, anunció hace unos días que pensaba impulsar un cambio constitucional para "hacer muy difícil que Polonia salga de la UE".

"Lo que más temo es que, dado que ahora mismo se puede sacar a Polonia de la UE con una mayoría simple de votos, un día, o más bien una noche, el PiS (partido gubernamental) tome esta decisión mediante alguna táctica política barata", declaró Tusk.

El político opositor y expresidente del Consejo Europeo ha convocado a una manifestación el próximo domingo en Varsovia "para defender a la Polonia europea" y hay llamamientos similares en otras ciudades polacas.

Miguel Ángel Gayo Macías

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.