Morales dice hay que "preguntarse" por qué el censo se aplazó de 2022 a 2024

La Paz, 13 nov (EFE).- El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006–2019) dijo que hay que "preguntarse" quién suspendió el censo que estaba programado para este mes de noviembre, lo que ha generado un conflicto y una huelga desde hace 23 días en la principal región, Santa Cruz, pese al anuncio del Gobierno de que la encuesta se hará en marzo de 2024.

"Hay que preguntar quién ha suspendido, por qué de 2022 a 2024", señaló Morales sobre una cuestión que con todo lo que ha generado "llama la atención".

Morales consideró que "ha habido una decisión política de suspender de 2022 a 2024" el censo de población y vivienda.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció pasada la medianoche del viernes que el censo se realizará el 23 de marzo de 2024 y que la distribución de los recursos con los datos preliminares se hará en septiembre de ese año.

"Al margen de que el censo es técnico, también es una cuestión política", dijo Morales a la radio cocalera Kawsachun Coca, en la que todos los domingos suele referirse a los temas de la coyuntura nacional e internacional.

Morales también señaló que él ya le había advertido a Arce y al vicepresidente boliviano, David Choquehuanca, que "acercar el censo a la fecha de las elecciones va a traer problemas", en referencia a los comicios presidenciales que están previstos para 2025.

"Seamos sinceros porque están en disputa recursos, en la parte económica, y en lo político los escaños, así nomás, para qué vamos a mentir", añadió.

Morales recordó que en 2012 la encuesta de ese año "se organizó en 10 meses", con insumos de todos los niveles del Gobierno y otros que en su momento se pidieron prestados a Argentina, para añadir que "por norma el censo debía realizarse en 2024" y que así "ya estaba garantizado para este mes" por el Gobierno.

"La semana pasada nos sorprende la exministra de Planificación (Gabriela Mendoza) que dijo que todo estaba preparado para el censo, alguna mano negra lo ha suspendido".

Sobre la fecha que anunció Arce sobre el censo, Morales se cuestionó que "cómo 23 de marzo, día de feriado, Día del Mar" y se preguntó si esa decisión fue "un error o es estratégico. No entiendo" porque en ese día "hay actos cívicos" en todo el país.

Para este domingo en la tarde está previsto un cabildo en el que las autoridades y los representantes de Santa Cruz determinarán las "próximas" acciones que se tomarán sobre el paro por el censo.

Santa Cruz, el motor económico del país, llega al día 23 del paro, que el viernes tuvo la jornada más violenta por los enfrentamientos entre quienes exigen que el censo sea en 2023 y los sectores afines al Gobierno que han intentado levantar los bloqueos y que a modo de protesta aplicaron hace unos días un cerco lo que generó la escasez de alimentos y combustibles.

Inicialmente el censo estaba programado para este mes, pero en julio pasado el Gobierno lo postergó para 2024 bajo el argumento de problemas técnicos y la necesidad de conseguir "datos de calidad" mediante la "despolitización" del proceso.

Esta decisión causó el rechazo de Santa Cruz, que antes del paro indefinido ya había hecho dos huelgas más.

El conflicto por el censo ya deja cuatro fallecidos, varios heridos y 15 personas aprehendidas.

(c) Agencia EFE