Morales calla sobre el estado de salud de Chávez

Más destacado

LA HABANA (AP) — El presidente boliviano Evo Morales realizó un viaje relámpago el fin de semana pasado a La Habana, donde su aliado Hugo Chávez convalece de una cirugía por cáncer, pero el lunes permaneció básicamente callado sobre los detalles de su viaje e incluso sobre si se reunió con el enfermo líder venezolano.

La confidencialidad que rodea su visita ciertamente se suma a la incertidumbre que rodea el estado de Chávez, a pesar de reiteraciones el lunes por parte de funcionarios venezolanos de que el presidente estaba recuperándose lentamente.

Casi al filo de la medianoche, el canciller y vicepresidente venezolano Nicolás Maduro en Caracas dijo a la televisora oficial venezolana que había hablado por teléfono con Chávez por unos 20 minutos y que le dio instrucciones.

Maduro dijo que mientras Chávez hacía sus ejercicios de recuperación lo llamó para darle instrucciones sobre "materias sociales, económicas y políticas" del país.

Esta fue la primera vez que Maduro o cualquier alto funcionario venezolano en Caracas ha dicho que habló directamente con Chávez, desde la cirugía del 11 de diciembre.

"Durante la llamada telefónica nos giró instrucciones", dijo Maduro a la televisora oficial. "Estaba de buen humor", agregó.

"Recibí una llamada del comandante Hugo Chávez desde La Habana. Estaba caminando, haciendo ejercicio", añadió el vicepresidente Maduro.

El mandatario venezolano no había sido ni escuchado desde su cirugía del 11 de diciembre. Funcionarios venezolanos han proporcionado pocos detalles específicos sobre su condición y no han ofrecido información sobre su diagnóstico a largo plazo.

Luis Vicente León, un encuestador que dirige la compañía venezolana Datanalisis, dijo que las diarias pero vagas actualizaciones del gobierno sobre la salud del presidente parecen tratar de tranquilizar a los impacientes seguidores de Chávez que a mantener al país totalmente informado. Para los opositores al gobierno, sin embargo, las actualizaciones probablemente inciten más preguntas que respuestas, afirmó.

"Esta información busca tranquilizar un poco a los chavistas, es más para el chavismo que para el país en general", agregó León. "No hay nada que uno puede verificar y la credibilidad es casi nula".

Morales no habló con la prensa extranjera mientras estuvo en La Habana. Se convocó a periodistas a cubrir su llegada y partida, pero horas después esa invitación fue cancelada. No se dio explicación alguna, aunque pudo haberse debido a confusión sobre el itinerario de Morales ya que al parecer llegó más tarde de lo programado originalmente.

La prensa estatal cubana publicó fotos del presidente Raúl Castro recibiendo a Morales en el aeropuerto y afirmó que éste vino a expresar su apoyo a Chávez, su aliado cercano, pero no dio más detalles.

En un acto el lunes en el sur de Bolivia, Morales ni siquiera mencionó su viaje a Cuba, a pesar de que sus asistentes le dijeron a los reporteros que podría decir algo sobre la recuperación de Chávez.

Más tarde, la ministra de Comunicaciones de Bolivia no respondió directamente una pregunta sobre si los dos mandatarios sudamericanos se habían reunido cara a cara. Sólo dijo que "el presidente ya no tiene programado otra visita a Cuba, ya fue ya estuvo con la gente que quería estar y por lo menos en su agenda no tiene previsto otro viaje a Cuba".

"El informe que nos ha dado el presidente Morales es que Chávez se encuentra en proceso de recuperación después de la terrible operación que sufrió", afirmó Amanda Dávila a The Associated Press.

Morales es el segundo líder latinoamericano en visitar a Chávez desde que se anunció hace dos semanas que sería operado. Rafael Correa, de Ecuador, lo visitó el día de la cirugía. El presidente uruguayo José Mujica ha expresado su interés en visitarlo.

Las visitas subrayan la importancia de Chávez para sus aliados regionales como una voz prominente de la izquierda latinoamericana, así como la gravedad con la que lleva su batalla más reciente contra el cáncer.

Chávez se sometió el 11 de diciembre a su cuarta operación relacionada con el cáncer en un año y medio, dos meses después de ganar la reelección para un mandato de seis años. Los funcionarios venezolanos dicen que Chávez está estable y que se recupera, a pesar de que fue atendido de una infección respiratoria al parecer debida a la cirugía.

Si Chávez no pudiese continuar en el cargo, la Constitución venezolana contempla que se convoque a nuevas elecciones. Chávez pidió a sus seguidores que apoyen a su vicepresidente y sucesor designad, Nicolás Maduro, si ese fuese el caso.

En Caracas, el ministro de Información venezolano Ernesto Villegas leyó un comunicado el lunes en el que dijo que Chávez "experimenta una ligera mejoría de su condición, con una tendencia progresiva", que se mantiene en comunicación con sus familiares y que les desea una feliz Navidad a los venezolanos.

Maduro y varios ministros del gabinete asistieron a una misa de Nochebuena en Caracas para rezar por la salud del presidente. Maduro aseguró una vez más a los venezolanos que el presidente se está recuperando, aunque él y otros funcionarios continuaron insinuando fuertemente que Chávez no podrá regresar a tiempo para su juramentación el 10 de enero.

Líderes de la oposición insisten en que la Constitución venezolana no permite aplazar la juramentación presidencial, por lo que deben realizarse nuevas elecciones si Chávez no está en condiciones de prestar juramento a tiempo.

Sin embargo, la procuradora general y esposa de Maduro, Cilia Flores, insistió en que la Constitución permite a la Corte Suprema realizar la juramentación en cualquier momento.

"Aquí, esos que alegan esa fecha, buscando una esperanza de terminar con la Revolución y con la voluntad de un pueblo, pues se quedarán... con la frustración nuevamente", dijo Flores.

"Aquí el 10 de enero nosotros lo que tenemos es un presidente reelecto que asumirá, se juramentará ese día u otro día posterior, eso es un formalismo. Ya el presidente fue electo por la mayoría del pueblo", añadió.

Decenas de simpatizantes de Chávez se reunieron frente a la iglesia donde se hizo la misa de Nochebuena en Caracas, algunos portando carteles del presidente o vistiendo camisetas rojas decoradas con una fotografía de los ojos de Chávez

Sin Chávez, "Venezuela es un barco sin timón", dijo un partidario de Chávez, actualmente desempleado. "Lo que pido a Dios es que se recupere y que vuelva, porque es un hombre que quiere mucho a su pueblo, a su gente, a los niños, a los ancianos y a todos un poquito", agregó.

___

Olson reportó desde Caracas, Venezuela. Los periodistas de The Associated Press Christopher Toothaker y Vivian Sequera en Caracas y Paola Flores en La Paz, Bolivia, contribuyeron a este despacho.

___

Peter Orsi puede ser contactado en Twitter: www.twitter.com/Peter_Orsi

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK