Morales acusa de nuevo al Reino Unido y a algunos países de la UE por la crisis de 2019

·3  min de lectura

La Paz, 23 sep (EFE).- El expresidente de Bolivia Evo Morales nuevamente señaló este viernes que "algunos" Gobiernos de Europa "apoyaron a los golpistas" por intereses en el litio y acusó directamente al Reino Unido de haber "financiado" la crisis de 2019, que derivó en su renuncia a la Presidencia.

"Ante la evidencia de que el golpe de Estado fue financiado por el Reino Unido y su embajador @jeffglekin para adueñarse del litio boliviano, algunos gobiernos europeos que apoyaron a golpistas, tratan de ocultar verdad histórica con declaraciones políticas, antes que diplomáticas", escribió Morales en Twitter.

El oficialismo boliviano ha acusado en varias ocasiones a la Unión Europa y al Reino Unido de haber participado en la crisis de 2019, que para el Gobierno de Luis Arce fue un "golpe de Estado" contra el entonces presidente Evo Morales, por su supuesto interés en las reservas de litio de Bolivia.

Mientras que la oposición sostiene que la renuncia de Morales y la crisis fueron consecuencia de las denuncias de fraude a favor del entonces mandatario en los fallidos comicios generales de 2019, que luego fueron anulados.

"No son tiempos de monarquía ni de Colonia, vivimos tiempos de soberanía de los pueblos. La verdad prevalece por encima de la falsedad. Las víctimas de las masacres, corrupción y violaciones de derechos humanos demandan justicia", agregó Morales en una serie de tuits que acompañó con dos imágenes de artículos sobre el interés en el litio.

Las declaraciones de Morales se dan luego de que el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, rechazó "firmemente" las acusaciones de que la UE participara presuntamente en un "golpe de Estado" en Bolivia en 2019.

"La UE ayudó a los esfuerzos para evitar la violencia y promover el diálogo", aseguró Borrell en Twitter y dejó en claro que la Unión Europea "trabaja por una relación constructiva con Bolivia basada en el respeto mutuo".

Borrell se refirió así a la acusación vertida por el presidente boliviano, Luis Arce, en declaraciones a la cadena Russia Today, en la que aseguró que el pueblo boliviano todavía está "resentido" por la supuesta participación de la UE en la crisis de 2019.

"(En) el caso de Europa tenemos buenas relaciones individualmente, hay muchos países con los que estamos inclusive llevando adelante programas de cooperación, pero en general es evidentemente el sentimiento del pueblo boliviano, todavía es, está, resentido con lo que ha ocurrido y con la participación de la Unión Europea durante el golpe de 2019", sostuvo Arce.

Morales también cuestionó de nuevo las declaraciones que han hecho tanto la UE como el Reino Unido sobre la manera en la que se han desarrollado los procesos en contra de la expresidenta interina Jeanine Áñez en los llamados casos "golpe de Estado I" y "golpe de Estado II", por el que en junio fue condenada a 10 años de prisión.

En el juicio, Áñez fue condenada por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes en el marco del caso "golpe de Estado II", que derivó del proceso "golpe de Estado I" en el que se le acusa de terrorismo por la crisis de 2019.

Tras conocerse la sentencia, el Reino Unido manifestó "compartir" las "preocupaciones procedimentales" señaladas por la Oacnudh y del relator de la ONU "sobre la posible intervención política en el proceso judicial" en contra de Áñez y la UE aseguró que el sistema judicial de Bolivia tiene "deficiencias estructurales".

"Los que defienden y piden debido proceso para los golpistas, nos hacen seguimiento, nos investigan "en reserva" y nos acusan con pruebas falsas. Denunciamos que la derecha interna y externa intenta proscribirnos con su guerra sucia y mentiras. El pueblo sabe la verdad. Fracasarán", afirmó Morales este viernes.

Este viernes, en una entrevista con Efe en Madrid, el vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca, insistió en que en Bolivia hubo un "golpe de Estado" en 2019 con la "participación de fuerzas externas", sin embargo, defendió "superar eso" y agregó que "nuestra tarea es mejorar las relaciones con la Unión Europea".

(c) Agencia EFE