Morales acusa a portavoz de Comisión Europea de mentir sobre crisis de 2019

·2  min de lectura

La Paz, 1 oct (EFE).- El expresidente de Bolivia Evo Morales acusó este viernes a la portavoz de Exteriores de la Comisión Europea (CE), Nabila Massrali, de mentir sobre la crisis ocurrida en 2019 en el país suramericano con el fin de "atacar" al Gobierno de Luis Arce.

Morales repudió en Twitter lo que consideró un "accionar político" de Massrali, "quien a nombre de la Unión Europea miente para atacar al gobierno democrático del hermano presidente" de Bolivia, Luis Arce.

"Nos acusa falsamente de haber sido cómplices de la reunión de golpistas en la @UCBLaPaz", escribió el exgobernante, que preside al gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS).

"El comunicado de @NabilaEUspox también miente al decir que esa conspiración sirvió para 'evitar más violencia' porque el Gobierno de facto que impulsaron causó masacres y graves violaciones de derechos humanos. La portavoz defiende a los que asesinaron a hermanos indígenas", agregó.

Morales aludió así al comunicado difundido el jueves por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) en el que rechazó "con firmeza" la acusación que Luis Arce hizo en la Asamblea General de la ONU, asegurando que en 2019 hubo en el país un golpe de Estado alentado por instancias internacionales, entre ellas la UE.

El SEAE respondió que "la UE ayudó a facilitar reuniones en las que participaron actores clave de todos los partidos políticos, incluyendo representantes de Movimiento al Socialismo, bajo el liderazgo de la Iglesia católica y la petición expresa del Gobierno del presidente Evo Morales".

Añadió también que el objetivo de esas reuniones era el de "ayudar a pacificar la situación" en Bolivia, en un momento de "tensión extrema, creando una plataforma de diálogo para evitar más violencia".

La Cancillería boliviana replicó por su parte que la investigación sobre la crisis de 2019 en Bolivia determinará "el grado de responsabilidad de los actores nacionales e internacionales" que intervinieron en estos sucesos.

Bolivia se mantiene enfrascada en una polémica entre el oficialismo, que asegura que Evo Morales fue derrocado por un golpe de Estado, y sus detractores, que sostienen que su renuncia y la crisis fueron consecuencia de las denuncias de fraude a favor del exmandatario en los fallidos comicios generales de 2019, luego anulados.

A instancias del oficialismo, la Fiscalía investiga el denominado caso "golpe de Estado" por el cual la expresidenta interina Jeanine Áñez y dos de sus exministros están en prisión desde marzo acusados de supuestos delitos como terrorismo y conspiración.

El expresidente y líder opositor Carlos Mesa celebró que la UE haya rechazado las declaraciones de Arce y advirtió de que el Gobierno boliviano "está poniendo en riesgo las relaciones" entre Bolivia y el bloque europeo.

Mesa recordó que a los encuentros propiciados por la Iglesia católica durante la crisis de 2019 fueron convocados todos los sectores con "alguna representación política, empezando por el MAS que participó en todas las reuniones" que ahora son investigadas dentro de la "estúpida acusación de un falso golpe de Estado".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.