El Monstruo de Japón ruge más que Godzilla. Naoya Inoue manda a Donaire al retiro de manera cruel

·2  min de lectura

El Monstruo de Japón rugió más que Godzilla. Tres años después de la pelea más difícil y dañina de su carrera, el campeón unificado de peso gallo Naoya Inoue hizo que su revancha contra el futuro miembro del Salón de la Fama Nonito Donaire pareciera demasiado fácil el martes por la mañana en su tan esperada revancha.

Inoue (23-0, 20 KO) unificó el título del CMB de Donaire con sus propios cinturones de la AMB y la FIB en las 118 libras mientras continuaba sumando argumentos para ser considerado el mejor libra por libra, luego de un nocaut técnico en el segundo asalto en Saitama Super. Arena en Japón.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

La revancha demostró no ser nada como su primer encuentro en 2019, cuando Inoue luchó con una nariz rota y un hueso orbital para sobrevivir a la eterna maravilla Donaire en una pelea de unificación que sirvió como la final del torneo de la Súper Serie Mundial del Boxeo.

“Fue hace dos años y siete meses, luché contra Nonito Donaire en la final de la WBSS y regresé aquí en el mismo lugar”, dijo Donaire a través de un traductor. “En el primer round, recibí el gancho de izquierda de Nonito y ese golpe me hizo despertar por el resto de la pelea”.

Campeón de tres divisiones, Inoue, de 29 años, absorbió bien el poder de Donaire en el primer asalto antes de conectar un derechazo que derribó a la leyenda filipina, quien fue salvado literalmente por la campana, pero ya en malas condiciones y muy cercano del final.

Peleando con confianza, recién salido de un trío de victorias por nocaut desde su primer encuentro, Inoue continuó con su poder dominante en el segundo asalto e hizo tambaleara Donaire, de 39 años, con un gancho de izquierda y continuó lastimándolo con las manos derechas hasta que un segundo gancho de izquierda dejó al fiilipino al borde del abismo y obligó al árbitro a detener las acciones a los 1:24 minutos.

Donaire (42-7, 28 KOs) ganó títulos en cuatro divisiones y se ubicó entre los tres primeros libra por libra desde 2013. Pero ha navegado por un resurgimiento inspirador en los últimos años, luego de múltiples derrotas por el título en 122 y 126 libras antes de decidir bajar al peso gallo para esta memorable carrera crepuscular.

Ahora parece que el final de su carrera ha llegado. La del Monstruo apenas comienza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Padre envía a su hijo en huaraches a la escuela por burlarse de los tenis pirata de su compañero

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.