La batalla sin luz de unas exmonjas contra el arzobispado y un fondo

·3  min de lectura

Hace tiempo que las expulsaron de la congregación y los inicios de la batalla contra quienes antes eran sus compañeros de fe se remontan a algunos años atrás, cuando la venta del edificio en el que viven les obligaba a salir de la que había sido su casa. Ahora, el enfrentamiento entre Lumen Dei y las antiguas monjas de El Viso (Madrid) vive un nuevo capítulo. Les han cortado la luz para intentar que desistan y se vayan. Como consecuencia, kilos de comida se están echando a perder.

La exmonjas (fueron expulsadas) llevan cinco años peleando con la congregación y se niegan a abandonar la que ha sido su casa tanto tiempo. (Foto: Getty Images)
La exmonjas (fueron expulsadas) llevan cinco años peleando con la congregación y se niegan a abandonar la que ha sido su casa tanto tiempo. (Foto: Getty Images)

Como informa La Sexta, que se ha hecho eco de la nueva situación de estas mujeres, cuando se negaron a abandonar la casa vendida la congregación las expulsó. Por lo que ahora son exmonjas. Eso no impidió que siguiesen donde había vivido dos décadas ni que dejasen de lado sus labores de ayuda a los más necesitados. De hecho, según han comentado a la citada cadena, su mayor preocupación es que se les está pudriendo la comida que almacenan para las más de 500 familias que requieren de su ayuda y no pueden hacer nada para evitarlo. 

Marta Ortiz, exreligiosa de Lumen Dei, comenta que “ya hay muchas cosas que están descompuestas y estamos tirando grandes cantidades. Son personas sin recursos que necesitan esos alimentos. Si no se los damos, pasan hambre”. Lo último ha sido el corte de la luz, pero llevan en esta situación de tensión, cruce de acusaciones y juicios desde hace cinco años.

El origen del problema está en la venta del edificio en el que viven y en el que ahora son consideradas ocupas. Cuando el obispo de Oviedo, Jesús Sanz, autorizó su venta a un fondo de inversión suizo para lograr liquidez y así atajar los problemas económicos de la congregación, ellas se negaron a irse. 

Ellas denuncian el ‘acoso’ para que abandonen el edificio y cuenta que hasta les enviaron a la empresa Desokupa para intentar que se fueran. No lo consiguieron. La versión del Obispado de Oviedo y de la asociación Lumen Dei, recoge La Sexta a través de un comunicado, es que “Lumen Dei quedó en una situación financiera insostenible por falta de liquidez con que afrontar las deudas hipotecarias contraídas años antes por los luego dimisionarios. Por ello, y con plena aquiescencia de los miembros de la Asociación, se vendieron algunos inmuebles para salvar deudas y evitar ejecuciones hipotecarias”.

Hace unas semanas esta congregación apareció en Salvados y en el programa se comentó que el actual obispo de Oviedo y responsable de Lumen Dei había vendido a fondos de inversión edificios en los que residían monjas por 12,5 millones de euros. En respuesta a aquellas informaciones, emitieron un comunicado recogido por la Cadena Ser en el que reiteraron que Lumen Dei tuvo que ser intervenida en 2008 después de “diversas denuncias de miembros internos que acusaban a algunas personas de graves irregularidades”.

Además, aclararon en su texto que las monjas que han presentado batalla contra esta venta “no lo son” y las acusan directamente de “un fraude de simulación. Comenzaron en 2015 una campaña eclesial, judicial y mediática” contra el obispo que incluyó "numerosas cartas a la Santa Sede, multitud de querellas y filtraciones a determinados medios de comunicación”. También añadían que ha habido diversos procesos judiciales y que hasta ahora estos han sido favorables al obispo.

EN VÍDEO | Esta monja se interpone para evitar que los militares disparen

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.