SONDEO-Monedas A. Latina en terreno movedizo tras impacto coronavirus, riesgos a la baja persisten

Por Gabriel Burin
FOTO DE ARCHIVO. Dos billetes de dos reales brasilleños se ven junto a un billete de un dólar en una imagen de ilustración, en Sao Paulo, Brasil.

Por Gabriel Burin

BUENOS AIRES (Reuters) - Las monedas de América Latina seguirán sobre terreno movedizo en las próximas semanas después de recibir el golpe causado por la pandemia del coronavirus, que continuará amenazando con remecer los mercados cambiarios de la región, mostró un sondeo de Reuters.

El peso mexicano y el real brasileño hallaron un equilibrio precario pero mucho más débil en días recientes al cabo de dos meses de pérdidas dramáticas resultantes de la ansiedad extrema sobre el mortal virus y sus efectos económicos.

Las dos monedas ahora fueron proyectadas negociándose a 24,29 por dólar y 5,45 unidades por dólar en un mes, respectivamente, cerca de las cotizaciones de fines de abril, de acuerdo con las estimaciones medianas de 23 estrategas encuestados del 4 al 6 de mayo para el peso y 25 para el real.

"El tipo de cambio del peso mexicano ya ha incorporado el impacto de una profunda recesión, salidas de capitales y rebajas de calificaciones entre otros factores", dijo Ricardo Aguilar, economista jefe de INVEX en Ciudad de México.

"Prevemos un tipo de cambio estable a menos que las condiciones económicas se deterioren mucho más de lo anticipado hasta ahora", agregó.

Este escenario bien podría convertirse en realidad, en momentos en que algunos funcionarios del banco central ya están advirtiendo sobre nuevas potenciales disrupciones en el futuro.

Las rebajas de calificaciones crediticias para México y la petrolera estatal Pemex también están en las mentes de los responsables de política económica. La compañía ha sido castigada por los inversores, ante la falta de señales claras de cómo hará el gobierno para revertir su curso.

Pero al mismo tiempo están surgiendo indicios positivos, ya que un funcionario mexicano de alto rango dijo que el país está ganando la batalla contra el coronavirus.

El peso ha perdido un 22,3% de su valor desde el inicio de 2020, derrumbándose a un mínimo histórico de 25,3380 en marzo ante una paralización repentina de la actividad en México y temores sobre la salud fiscal del país a medida que se hunde la recaudación tributaria y el gasto se expande.

La moneda debería afirmarse a 22,50 por dólar en un año, suponiendo que no se produce algún cimbronazo grande en relación con la campaña presidencial estadounidense.

"Esperamos mayor evidencia de coberturas expresándose en la dinámica del peso incluso a partir de 45 días antes de la elección", dijo Santiago Leal, estratega cambiario senior de Banorte.

En Brasil, el real también enfrenta un panorama delicado. Justo cuando estaba encontrando algo de calma, la moneda volvió a ser atacada el jueves, cayendo a un mínimo histórico de 5,81 unidades por dólar tras el anuncio de un nuevo recorte de las tasas de interés referenciales.

La prisa del banco central por aliviar las condiciones monetarias se ha combinado con un creciente descontento con el manejo de la crisis sanitaria por parte del presidente Jair Bolsonaro, además de un abultado déficit, para infligir al real una pérdida acumulada de 29,7% este año.

De 16 encuestados que contestaron un pregunta por separado, 10 vieron riesgos para la divisa sesgados a la baja, 3 en un punto neutro y solo 3 al alza. Fue por lejos el balance de riesgos más pesimista en la historia reciente del sondeo.


(Reporte y sondeo de Gabriel Burin en Buenos Aires; Sondeo adicional de Miguel Ángel Gutiérrez en Ciudad de México; Sujith Pai, Indradip Ghosh y Khushboo Mittal en Bangalore)