La Mona Jiménez en el Obelisco: una pareja ató a sus hijos a un poste de luz durante una hora y media para ver el recital

·2  min de lectura
Así ataron a los dos niños a un palo de la luz
Así ataron a los dos niños a un palo de la luz

Carlos “La Mona” Jiménez hizo vibrar al público porteño este fin de semana cuando dio un recital gratuito al aire libre en pleno centro de la Ciudad para celebrar sus 55 años de trayectoria.

El show tuvo que comenzar incluso 40 minutos antes de lo previsto debido a la cantidad de gente que se nucleó en la Diagonal Norte para vibrar con el artista cordobés. Pero entre esa multitud se produjo un repudiable episodio: dejaron a dos niños atados a un poste de la luz.

En un video que circuló en redes sociales se ve a los dos niños bien abrigados, atados de su cintura a un poste con lo que parece ser una bufanda de color roja y negra.

Según los datos que circularon en Twitter, los menores estuvieron en ese lugar una hora y media, y fueron dejados ahí por los padres, que querían “disfrutar” del espectáculo que dio el cantante. De acuerdo a esas versiones, la pareja manifestó que la intención fue que la niña -que no se movía- y el niño -que intentaba soltarse- no queden “apretados abajo”, en medio del amontonamiento.

Se supone que en ese show hubo más de 125.000 personas que ocuparon más de tres cuadras de la avenida pese a las bajas temperaturas, para así ver al cantante que le pone voz a Beso a beso y Quién se ha tomado todo el vino, entre otros hits que ostenta en sus más de 90 discos editados.

El recital empezó a las 18.20 con la aparición de La Mona, vestido con las prendas que confecciona su hija Natalí, y su banda sobre el escenario. Mientras, en el Obelisco se proyectaron imágenes relacionadas al músico.

La Mona Jiménez hizo vibrar al público porteño
Patricio Pidal


La Mona Jiménez hizo vibrar al público porteño (Patricio Pidal/)

El histórico cuartetero de 71 años trasciende desde hace tiempo las fronteras de su Córdoba natal y es considerado un ídolo de la música popular, con fuerte presencia en los tradicionales bailes donde se nuclean sus fanáticos.

Entre las reapariciones públicas que volvió a encarar cuando la pandemia mermó, se destacó su participación en febrero para el cierre de la última edición del Cosquín Rock, donde tocó por una hora y media. Pese a que hubo intercambios anteriores para que La Mona actuara allí, esa fue la primera vez que estuvo en el festival que ya lleva 21 ediciones y que ahora se realiza en Santa María de Punilla, a cuatro kilómetros de Cosquín.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.