Anuncios

Cinco grandes momentos del Pitchfork Music Festival CDMX 2024

Yeule (Photo by Carolina Rodriguez)

To read in English: 5 Highlights From Pitchfork Music Festival CDMX 2024


Durante seis días la capital mexicana se llenó de punks, e-girls y otros asiduos a la vida nocturna para el primer festival Pitchfork que se celebra en América Latina. Ni las cenizas volcánicas ni las elevadas temperaturas fueron obstáculo para que los asistentes disfrutaran en cinco locales diferentes a lo largo y ancho de la ciudad de una agenda llena de post-rock, avant rap, y Detroit techno. A continuación, recopilamos algunas de las participaciones más destacadas.

<cite class="credit">Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)</cite>
Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)

Rubio – jueves, 7 de marzo, Foro Indie Rocks!

Haciendo gala de su fantasmal versatilidad, la productora y compositora Rubio se apoderó del escenario de Indie Rocks! Primero, susurrando como en una película de terror, después aullando, con los ojos en blanco, como la Llorona. Su talento con los distintos instrumentos que interpreta se hacía evidente mientras se movía con total naturalidad entre cajas de ritmos, guitarras eléctricas y samplers, sacudiendo a la audiencia con una combinación de garage breaks, dream-pop y riddims de dirty dembow. Pero sin duda el momento más intenso del set sucedió durante la interpretación de “La Especie”, una canción de su álbum de 2020, Mango Negro, cuando el encargado del sonido le pasó un manojo de salvia encendida, una maraca y varias plumas, que ella sacudió rítmicamente mientras recorría el escenario, esparciendo el fragante humo por todo el lugar. La energía purificadora que convocó con ese ritual provenía sin duda no sólo de la aromática hierba, sino también de su hipnótica presencia en escena.

<cite class="credit">Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)</cite>
Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)

Yeule - Viernes, 8 de marzo, Frontón Bucareli

Con sus cejas y peinado a lo Betty Boop, la entrada en escena de Yeule fue totalmente teatral. El set de la estrella de noise pop de 26 años estuvo cargado de toda la melancolía y la devastación emocional que definen su aclamado álbum de 2023, Softscars. Cambiando entre tres guitarras, la artista llenó la atmósfera de corroídas reverberaciones y sutiles punteos, utilizando incluso el arco de un violonchelo para añadir aún más distorsión. El exceso en la música de Yeule puede ir de lo eufórico a lo lúgubre y la audiencia no tuvo problemas para celebrarlo, cantando y saltando a gusto. A mitad de la función, la artista les pidió a todos los presentes gritar: “I FUCKING LOVE MUSIC!”, una instrucción que fue cumplida al pie de la letra.

<cite class="credit">Photo by [Luis Altuzar](https://www.instagram.com/luisaltuzar_/?hl=en)</cite>
Photo by [Luis Altuzar](https://www.instagram.com/luisaltuzar_/?hl=en)

Sky Ferreira - viernes, 8 de marzo, Frontón Bucareli

Sky Ferreira tiene fama de llegar siempre tarde, así que todos estaban preparados cuando apareció el mensaje en la pantalla 45 minutos después de la hora programada para su función anunciando que la esquiva sirena del indie-sleaze tenía dolor de garganta y que iba a necesitar una pequeña ayuda de la audiencia para sacar adelante su show. Más allá de sus problemas de salud, Ferreira logró cantar sus coros sin ningún problema y, entre disculpa y disculpa, le sacó todo el jugo a sus cuerdas vocales para ejecutar himnos tan queridos como “You’re Not the One” y “24 Hours”, además de cantar un nuevo tema, todavía sin nombre. Cuando interpretó su clásico “Everything Is Embarrassing”, bromeó: “muy apropiado”. Más allá de todo, la artista logró exudar toda su aura de rockstar, armada de lentes oscuros y un brillante trench de patente. Seductora, auténtica y punk como nadie.

MNTY B2B Meilgaarden y DJ Holographic - sábado, 9 de marzo, Fünk

Un fin de semana en Ciudad de México no estaría completo sin una buena dosis de antro. La noche del sábado, un desfile de fiesteros locales e internacionales tomó por asalto el glamoroso club Fünk, ubicado en un sótano del vecindario de Condesa. La estrella de la escena local MNTY y Meilgaarden, de Nueva York, conquistaron al público con un set de B2B, aun cuando era demasiado temprano para vibrar en una auténtica onda rave. Turistas estadounidenses y miembros de la audiencia queer se arremolinaban entre el servicio de bebidas y la pista mientras el dúo despachaba remixes de Madonna y Björk junto con una pegajosa mezcla de acid techno y breakbeats. Cuando DJ Holographic, de Detroit, se apoderó de la cabina iluminada en neón, a eso de la 1:30 de la mañana, llegó desbordando todo el espíritu de su ciudad sobre el piso de mármol negro del local, sintetizando emotivo house y disco con muy buenos resultados. Las luces y láseres de colores cambiantes que adornaban tanto la cabina como las paredes del club, sintonizados con los cambios en los bajos, dieron un toque totalmente futurista a la mezcla.

<cite class="credit">Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)</cite>
Photo by [Carolina Rodriguez](https://www.instagram.com/linacaro/)

Mabe Fratti - domingo, 11 de marzo, Casa del Lago UNAM

La música de la artista experimental guatemalteca Mabe Fratti puede llegar a las regiones más oscuras de la mente humana, pero también está dotada de una tranquila luminosidad. El último día del festival obsequió ese especial talento en Casa del Lago UNAM, en medio del famoso Bosque de Chapultepec en Ciudad de México, frente a un hermoso gazebo que se erige a pocos pasos del lago. Los fans pudieron disfrutar del set sentados en la grama, escuchando atentamente el violonchelo que alternaba disonancias con divinos punteos. Las canciones se derramaban unas sobre las otras, conjurando un estado casi onírico, mientras la gente navegaba en botecitos sobre el lago y disfrutaba de los rayos del sol que se colaban entre las hojas de los árboles. La escena cerró el festival por todo lo alto, bendiciendo a la audiencia con un toque de serenidad más que bienvenido después de una larga semana de furia total.

Originally Appeared on Pitchfork