Los cinco momentos cruciales en la carrera de Silvia Pinal

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- La trayectoria de Silvia Pinal será homenajeada en el Palacio de Bellas Artes poco antes de su cumpleaños número 91. La primera actriz, que comenzó su carrera en la Escuela Nacional de Teatro del INBA, ha dejado huella en el cine mexicano después de haber trabajado en más de 100 producciones.

Además de actriz, la matriarca de la dinastía Pinal también es política y productora. Estos son cinco momentos cruciales en su carrera:

Comienzo en la radio

Aunque su padre biológico era director de orquesta en la estación XEW ella no tuvo contacto con él durante su infancia, sin embargo uno de sus primeros trabajos en el mundo artístico fue en la comedia radiofónica en la XEQ, llamada "Dos pesos la dejada", junto a Carlota Solares y el actor de cine y televisión Luis Manuel Pelayo.

Este momento en la vida de Silvia fue crucial porque en esa estación conoció a unos publicistas que la invitaron a trabajar en una compañía experimental en la que colaboraba el director español Rafael Banquells con quien Silvia inició una relación laboral y después amorosa.

Producto de esta relación nació su hija Sylvia Pasquel, que hoy es la encargada de supervisar el homenaje en Bellas Artes.

Fama en cine

Silvia estaba consolidando su carrera con papeles estelares en cintas como "Reventa de esclavas" y "Yo soy muy macho" cuando en la década de los 60 y tras terminar su relación con Banquells, se casó con Gustavo Alatriste, quien ha confesado, fue el amor de su vida.

Con él consiguió un acercamiento al cineasta español Luis Buñuel, quien la dirigió en la película que le dio fama internacional: "Viridiana", donde interpretó a una novicia. Esta cinta fue galardonada con el máximo premio en el Festival de Cannes y le permitió a Silvia seguir trabajando con el afamado director en una trilogía que continuó con "El ángel exterminador" (1962) y "Simón del desierto" (1965).

Teatro musical

A la primera actriz se le considera pionera en el género de teatro musical en México. Uno de sus más recordados trabajos fue en la puesta "Mame", el cual fue un éxito en Broadway y Pinal lo montó en tres ocasiones en su país (1972, 1985 y 1989).

También fue protagonista del musical "Annie es un tiro" y participó en decenas de obras como actriz y como productora. Dueña del "Teatro Silvia Pinal" y actualmente aún se mantiene en esta rama del gremio. Su participación en "Caperucita, ¡Qué onda con tu abuelita!" causó controversia en mayo pasado porque algunos de sus fans consideraron que ya no debía seguir trabajando por los problemas de salud que ha enfrentado.

Faceta política

Aunque pocos lo saben, Pinal se desempeñó en varios cargos políticos del país. Inicialmente como primera dama de Tlaxcala después de que contrajo matrimonio con su cuarto esposo, Tulio Hernández Gómez, quien fue gobernador de dicho estado de 1981 a 1987. Durante esta etapa la actriz inauguró el Teatro Xicohténcatl.

Después entró a las filas del Partido Revolucionario Institucional donde se desempeñó en varios cargos como diputada federal en 1991, senadora e integrante de la Asamblea del Distrito Federal, donde hizo promoción de eventos culturales.

Conductora

Su imagen trascendió en el tiempo cuando se convirtió en presentadora del programa de antología "Mujer, Casos de la vida real", que comenzó en 1986 con el objetivo de ayudar a las personas que buscaban a sus familiares desaparecidos tras el sismo de 1985.

Debido a la receptividad por parte del público el show se extendió por más de 20 años contando con 21 temporadas, se agregó la palabra Mujer al inicio del título y se contaban historias sobre todo centradas en la vida de las mujeres y las problemáticas sociales que enfrentaban.