El MoMA rinde homenaje al compromiso social de la fotógrafa Dorothea Lange

Agencia EFE

Nueva York, 6 feb (EFE).- El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) presentó este jueves una extensa muestra en la que rinde homenaje al legado de la fotógrafa estadounidense Dorothea Lange, conocida por su compromiso social durante la Gran Depresión, en lo que supone su primera retrospectiva en más de 50 años.

"No es que (Lange) no nos importe, eso seguro", explicó a Efe la comisaria de la muestra, Sarah Meister, mientras trata de explicar las razones por las que esta importante fotógrafa, reconocida especialmente por sus retratos que pusieron de relieve los crudos efectos de la Gran Depresión estadounidense sobre la población rural, no ha ocupado un lugar prominente en los museos.

Meister cuenta que la idea de llevar a cabo esta muestra en el MoMA derivó de la publicación del libro "Migrant Mother" por parte del museo en 2018 y que gira en torno a su famosa instantánea de 1936 de una mujer con rostro ajado y expresión de ansiedad junto a sus desaseados hijos, un fiel reflejo de la desesperación de muchos estadounidenses en los años 30.

"Creo que la oportunidad de publicar el libro de 'Migrant Mother' nos recordó de la profundidad de nuestra colección y de la cantidad de preguntas que habían quedado sin respuesta", afirmó la curadora.

Titulada "Dorothea Lange: Words & Pictures", la exposición reúne aproximadamente 100 fotos que proceden exclusivamente de lacolección del MoMA, que se ven complementadas tanto por publicaciones históricas como por correspondencia y narraciones orales.

También se ha querido completar la muestra con elementos audiovisuales en los que importantes artistas contemporáneas y escritoras como Julie Ault, Wendy Red Star o Rebecca Solnit dan "una perspectiva fresca" del trabajo de Lange.

La importancia y la influencia de su obra sobre la sociedad estadounidense, dice Meister, es tan destacada "que es realmente difícil de esquematizar", en especial la de la instantánea "Migrant Mother".

"Su preocupación por los menos afortunados, a menudo ignorados, y su éxito utilizando la fotografía para hablar sobre estas desigualdades, nos lleva a todos a reflexionar sobre nuestras responsabilidades cívicas", explica la experta.

Algo de lo que la propia artista era muy consciente: "Ella realmente promovía el potencial de sus fotos para influenciar al mundo y cambiarlo. (...) Diría que ese es uno de los sellos distintivos de su carrera".

El mensaje de "Migrant Mother", la desesperación de una madre que sobrevive en penosas condiciones en los campos de cultivo para dar de comer a sus hijos, es un buen reflejo de su meta como fotógrafa.

"Creo que ella tenía un profundo interés en la condición humana, y eso le llevó a intentar ayudar a la gente a reconocerse a sí mismos en personas que inicialmente pensaban eran muy distintas a ellos", explicó la experta sobre el enorme impacto que tuvo la instantánea en la difusión de las consecuencias de la crisis económica estadounidense en el sector agrícola.

Algo que para la representante del MoMA le da un carácter "muy oportuno" a la exposición, dado el turbulento momento social y político que atraviesa EE.UU.

La exposición del MoMA, organizada en orden cronológico, comienza en 1933, cuando Lange sacó por primera vez su cámara a las calles de San Francisco, y repasa sus proyectos "American Exodus", en la que colaboró con su esposo, Paul Schuster Taylor, 12 Million Black Voices, sobre la comunidad afroamericana, o instantáneas de la sociedad estadounidense durante la II Guerra Mundial.

Uno de los aspectos más sorprendentes de Lange, dijo Meiser, es que la fotógrafa mantenía que "todas las fotografías se pueden ver fortificadas por las palabras".

"Qué fascinante que alguien que dedica su vida a hacer imágenes diga eso", opinó la comisaria, que añadió que esperan que esta muestra de Lange se diferencie de otras precisamente por la combinación de fotografía y palabra que se utiliza en ella.

Helen Cook

(c) Agencia EFE