Moishe Mana: "Uruguay es la próxima Corea del Sur"

Punta del Este (Uruguay), 9 nov (EFE).- Sus intercambios comerciales, sus avances tecnológicos y su cultura hacen de Uruguay "la próxima Corea del Sur", en palabras del filántropo y promotor inmobiliario estadounidense de origen israelí Moishe Mana (Israel, 1959).

Así lo afirma durante una entrevista con EFE, en la que destaca que "a diferencia de sus dos vecinos, Argentina y Brasil, mucho más grandes pero disfuncionales, Uruguay es un país eficiente porque trabaja con cerebro, integridad y un buen liderazgo".

Mana, que ha invertido en tecnología, moda y arte latinoamericano en el pasado, emigró sin recursos hacia los Estados Unidos en 1983 y empezó sus andaduras por el mundo empresarial a los pocos años de su llegada a Nueva York mediante una empresa de mudanzas que fundó con el apoyo de otros inmigrantes israelíes.

"Algunas personas sobreviven por desesperación y otras por inspiración. Yo estaba desesperado e inspirado a partes iguales cuando empecé", recuerda.

Bajo su punto de vista, no todas las pequeñas empresas tienen el potencial para triunfar y, para él, los "ingredientes clave" son "trabajar con una visión emprendedora" y tener presente que "las personas son quienes marcan la diferencia".

Al cabo de seis años de llegar a los Estados Unidos, su negocio, 'Moishe’s Moving Logistics', pasó a ser una de las principales empresas de mudanzas residenciales de Nueva York, lo que le permitió virar hacia la promoción inmobiliaria, un sector en el que ya ha invertido más de 200 millones de dólares adquiriendo propiedades en Miami.

"Mi éxito es fruto del ensayo-error, porque nunca estudié en una escuela de negocios. Siempre he tenido mucha determinación pese a las muchas idas y venidas", dice el empresario, que busca que sus proyectos tengan un impacto social beneficioso para la población, algo que le permite "disfrutar del camino".

Más allá de su recorrido por el sector inmobiliario, Mana también es conocido por su activismo político, y en múltiples ocasiones mostró su rechazo hacia la administración del expresidente de los Estados Unidos Donald Trump, al que prometió donar dos millones de dólares a la organización benéfica que quisiera si hacía públicas sus declaraciones de impuestos.

"Siempre digo que Hitler descubrió la radio y Donald Trump las redes sociales, y que ambos las usaron mal", subraya el empresario, que cree que la administración del actual presidente del país, Joe Biden, debería tener "más visión" y una mentalidad de cooperación comercial con Latinoamérica "para crear una economía en beneficio de 1,1 miles de millones de personas".

Otra de las luchas que Mana lleva por bandera es cambiar la visión estadounidense hacia las personas que llegan al país en busca de una vida mejor, algo que vincula con "el resurgimiento del fascismo que vivió la Europa de los años 30 y que usa mal el poder para dividir y confrontar a la población".

"América se construyó gracias a los inmigrantes, y aquí quiero dar especial mención a la comunidad latinoamericana. La retórica estadounidense en contra de los inmigrantes es absurda, es un discurso que no es justo ni positivo para los Estados Unidos", manifiesta.

La visita de Moishe Mana se enmarcó en la celebración de la primera edición de la cumbre 'Test & Invest Uruguay Business Summit', organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la agencia de promoción de inversiones y exportaciones Uruguay XXI en distintos puntos de Montevideo y Punta del Este.

El foro busca posicionar a Uruguay como un centro de negocios e innovación en América Latina, y contó con ponencias de expertos internacionales sobre cuatro sectores estratégicos: TIC, biotecnología, energías renovables y servicios audiovisuales.

Durante el evento hubo una exposición para dar a conocer las distintas tecnologías que se desarrollan en Uruguay y otros países de América Latina y el Caribe, por ejemplo, metaverso, inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, entre otras, y sus respectivas aplicaciones.

Álex Gutiérrez Páez

(c) Agencia EFE