Moishe Mana germina un fructífero negocio agrícola en Colombia

·4  min de lectura

Moishe Mana quiere estar en todo. El emprendedor y magnate inmobiliario puso la mirada más allá de Wynwood y el downtown Miami hace años, plantando y cultivando las semillas de un imperio agrícola en Colombia.

Ahora sus propiedades agrícolas están dando frutos. Aunque no lo anunció a bombo y platillo, es el último e inesperado giro de Mana, un inmigrante israelí que convirtió una simple vagoneta en una fortuna de mudanzas, almacenaje y depósito, una empresa artística lucrativa y enormes posesiones de bienes raíces en Miami.

Y al igual que sus incursiones artísticas en Mana Contemporary y los objetivos, a veces quijotescos, que patrocina en Wynwood y en el distrito de Flagler Street en el downtown, su operación agrícola colombiana es una mezcla de idealismo embriagador y de sentido de los negocios de este multimillonario. El lado agrario de la vasta y multifacética empresa comercial de Mana pasa inadvertido y es poco conocido en Miami, donde el hombre se convirtió en sinónimo de Wynwood y del downtown.

El mayor terrateniente de Miami lanzó discretamente Managro Fresh en 2014, junto con su cofundador y socio Chagai Stern en la segunda ciudad más grande de Colombia, Medellín. La marca de consumo forma parte de Mana Agro, la división agrícola de Mana Common, el holding inmobiliario de Mana en el downtown de Miami. Vende una selección de cultivos y productos lácteos en todo el mundo y tiene previsto ampliar su producción este año.

La empresa es propietaria de 2,471 acres de tierra de cultivo en toda Colombia, principalmente en la provincia de Antioquia, a lo largo de los Andes, dijo Stern. Emplea a 200 personas. Además de productos lácteos, los agricultores cultivan limas, mangos, naranjas, piñas y maíz. Los productos llegan a 15 países, como Argentina, España, Estados Unidos, Japón y Emiratos Árabes Unidos.

“Creemos que Colombia puede ser el jardín que alimente al mundo. Tiene el Pacífico y el Atlántico. Tiene mucha tierra”, dijo Stern. “Colombia es un país con muchos recursos naturales”.

Managro Fresh está cerca de iniciar un nuevo capítulo. A finales de 2022, dijo Stern, la empresa prevé gastar $70 millones para comprar 9,390 acres de tierra y comenzar el cultivo de aguacates. También planea contratar a 2,000 empleados como parte de la expansión.

Stern y Mana gastaron una cantidad no revelada en 2014 para lanzar la empresa. El año pasado, obtuvo ingresos “millonarios”, dijo Albert Berdellans III, vicepresidente de mercadotecnia y comunicaciones de Mana Common. Pero, según Stern, Managro Fresh es más que un negocio.

“Siempre que hablamos, nunca se trata de dinero o beneficios. Se trata del impacto”, dijo Stern, sobre sus múltiples llamadas telefónicas con Mana, que también es un visitante frecuente de Colombia, en una semana cualquiera. “Moishe quiere saber cómo hablamos con los agricultores, cómo hacemos productos de mejor calidad y cómo mejoramos los estándares”. Aunque no es la mayor inversión de Moishe, le apasiona”.

Stern y su equipo visitan a 1,500 agricultores al año para ofrecerles asesoramiento financiero y tecnológico.

La empresa agrícola es uno de los numerosos negocios que posee Mana, además de Mana Common y Mana Wynwood. De hecho, según Berdellans, “Moishe no tiene ni idea” del número de empresas que posee. Mana posee más de un millar de entidades jurídicas organizadas para diversos fines bajo diferentes carteras, incluidas 70 empresas tecnológicas.

Mana entró en la agricultura de la misma manera que entró en sus otros negocios, viendo el potencial y el espacio para el crecimiento a largo plazo.

Moishe Mana y Chagai Stern poseen 2,471 acres de tierra de cultivo en toda Colombia. Ambos cultivan una gran variedad de productos, incluido el mango. Arriba: Mangos colgados de un árbol en la Extensión de la Universidad de la Florida/Instituto de Ciencias Alimentarias y Agrícolas en Redland, Florida, en julio de 2018.
Moishe Mana y Chagai Stern poseen 2,471 acres de tierra de cultivo en toda Colombia. Ambos cultivan una gran variedad de productos, incluido el mango. Arriba: Mangos colgados de un árbol en la Extensión de la Universidad de la Florida/Instituto de Ciencias Alimentarias y Agrícolas en Redland, Florida, en julio de 2018.

“Mientras viajaba por América Latina, empecé a filosofar. Comprendí totalmente que los alimentos van a ser el mayor problema en el futuro”, dijo Mana.

Dijo que observó en sus viajes por Colombia que muchas generaciones jóvenes de agricultores tenían la intención de vender las tierras de su familia.

“Fue doloroso”, dijo. “No lo quieren, porque ser agricultor es ser un esclavo. Ven que un chico en Wall Street hace una llamada telefónica y gana cinco veces lo que ellos ganan en un año”.

Mana dijo que decidió invertir en la agricultura en Colombia para introducir tecnología que ayudara a agilizar el proceso de producción, así como implementar una semana laboral de cinco días en lugar de seis. Su objetivo es mostrar a las futuras generaciones de agricultores cómo la industria puede ser sustentable.

No se trata solo de Colombia. En 2020, Mana adquirió la McArthur Dairy en Miami, en la frontera de los barrios de Little River y el Pequeño Haití, por $16.5 millones.

Al igual que Managro Fresh, McArthur Dairy pertenece a la división Mana Agro de Mana Common. En lugar de reurbanizar la propiedad, como muchos esperaban, siguieron produciendo leche, en colaboración con Cream-O-Land, una empresa con sede en Nueva Jersey.

“Nuestro negocio va más allá de los bienes raíces”, dijo Mana. “No soy Jorge Pérez [el gran urbanizador de edificio de condominios de Miami] que construye todos los días. Construyo con un propósito. Mi negocio no son solo los edificios”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.