Mohamed bin Salman recibe la primera dosis contra la COVID-19 de A.Saudí

Agencia EFE
·2  min de lectura

Riad, 25 dic (EFE).- El príncipe heredero y hombre fuerte de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, recibió hoy la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en este país, donde comenzó la campaña de vacunación nacional, informó hoy la agencia oficial saudí SPA.

La agencia difundió imágenes del príncipe heredero y ministro de Defensa, de 35 años, recibiendo la primera dosis de la vacuna en el hombro izquierdo, con la mirada fijada en la aguja y sin el atuendo tradicional con el que se acostumbra a ver a los miembros de la familia real saudí.

De esta forma, Mohamed bin Salman, también conocido como MbS, se convierte en la primera persona en inyectarse la vacuna contra el coronavirus en Arabia Saudí, país que registró la estadounidense-alemana Pfizer-BioNTech y recibió el primer cargamento el pasado día 16 de diciembre.

Por su parte, el Ministro de Salud saudí, Tawfiq al Rabiah, agradeció al príncipe heredero su "liderazgo y cuidado" por "hacer la vacuna accesible para todos los ciudadanos y residentes", según declaraciones recogidas por SPA.

"Lo que vemos hoy es una de las victorias del reino desde el inicio de la pandemia", apuntó el titular de Salud.

La campaña nacional de vacunación se dividirá en tres etapas y en la primera se vacunará a los más vulnerables, a los mayores de 65 años y a los que trabajan en sectores en los que están más expuestos al coronavirus.

En la segunda etapa será el turno de los mayores de 50 años y el resto de los trabajadores del sector sanitario; y por último, en la tercera fase, todos los residentes y los demás ciudadanos del reino.

De acuerdo con el Ministerio de Salud saudí, el 70 % de la población que no estuvo expuesta a la COVID-19 será vacunada de forma gratuita antes de que acabe 2021, con el objetivo de volver a la normalidad previa a la pandemia.

En Arabia Saudí se han registrado hasta la fecha más de 360.000 contagios por coronavirus y más de 6.000 fallecidos por la COVID-19, de una población de poco más de 34 millones.

(c) Agencia EFE