Modric y Croacia se atascan con un 0-0 ante Marruecos

JOR, Qatar (AP) — Croacia no supo romper el entramado defensivo de Marruecos y debió contentarse el miércoles con un empate 0-0 ante el seleccionado norteafricano al abrir el Grupo F de la Copa Mundial de Qatar.

Marruecos maniató al capitán croata Luka Modric, laureado como el mejor jugador del pasado Mundial en el que llevó a su país a la final que perdieron ante Francia.

Pero lo de los marroquíes no fue solo defender. Por ratos hicieron pasar apuros a la zaga croata, destacándose un zapatazo de Achraf Hakimi en el segundo tiempo que el arquero Dominik Livakovic tuvo que repeler con ambos puños.

En líneas generales, fue un partido bastante igualado.

Croacia generó más ocasiones, las mejores en el cierre del primer tiempo. Modric disparó por encima del travesaño y un remate de Nikola Vlasic fue atajado por el arquero Bono, de brillante actuación.

Modric fue elegido mejor jugador del partido, una decisión que fue recibida con abucheos por la afición de Marruecos, que coreó y agitó sus bufandas mientras saltaban en sus asientos en los últimos minutos del encuentro.

El centrocampista del Real Madrid, que a sus 37 años disputa su cuarta y última Copa del Mundo, busca sumar un título con Croacia a su exitosa carrera.

“Fue un partido sufrido, especialmente en los primeros 15 minutos”, dijo Modric. “Nos faltó algo arriba”.

Fue otra notable acutación de una selección árabe en el primer Mundial que se disputa en Medio Oriente. El derroche de tenacidad de los marroquíes se dio 24 horas después que Arabia Saudita dio el batacazo al vencer 2-1 a la Argentina de Lionel Messi. Ese mismo día, Túnez sustrajo un empate 0-0 ante Dinamarca, semifinalista de la última Eurocopa.

“Ellos jugaron con una tremenda intensidad. Tengo que felicitarles por ello”, dijo el técnico de Croacia Zlatko Dalic sobre los marroquíes.

Croacia se acercó también a la meta de Bono, que milita en el Sevilla español, con un remate de Dejan Lovran tras un saque de esquina que Sofyan Amrabat sacó sobre la línea para Marruecos.

La prometedora actuación de la selección norteafricana se produjo apenas 24 horas después de que Arabia Saudí infundió emoción al primer Mundial en Oriente Medio derrotando a la Argentina de Lionel Messi en una de las mayores sorpresas en la historia del torneo. Túnez tomó el relevo con un empate sin goles ante Dinamarca, semifinalista en la Euro.

El resultado dejó a Marruecos con la moral alta. Su técnico Walid Regragui fue contratado recién en agosto para su primera experiencia con una selección, teniendo apenas tres meses para preparar la expedición a Qatar.

“Nos tocó jugar contra los subcampeones del último Mundial", dijo Regragui. “Estoy muy orgullos de los muchachos. Estoy orgullosos de los hombres".

Marruecos se enfrentará a Bélgica en la siguiente jornada, mientras que Croacia medirá fuerzas con Canadá.