Modi visita Cachemira por primera vez desde la abolición de la autonomía

·3  min de lectura

Srinagar (India), 24 abr (EFE).- El primer ministro indio, el nacionalista hindú Narendra Modi, visitó este domingo la Cachemira india por primera vez desde que su Gobierno consiguió en 2019 abolir la semiautonomía de la que gozó la conflictiva región por décadas.

La visita del primer ministro se llevó a cabo sin mayores contratiempos y en medio de un intenso despliegue de seguridad que endureció los controles en el antiguo estado musulmán que desde hace casi tres años quedó bajo el control directo de Nueva Delhi.

“Se está escribiendo una nueva historia de desarrollo en Cachemira, la región se ha convertido en un símbolo de paz y un ejemplo de desarrollo para todo el país”, dijo hoy Modi mientras se dirigía a una multitud en la localidad de Palli.

Su llegada fue celebrada con una efusiva recepción de miles de personas organizada por su formación, el Bharatiya Janata Party (BJP), en la división de Jammu, con mayor población hindú.

Palli es una de las localidades que celebró el inesperado movimiento de 2019 en Cachemira, mientras que las localidades con población musulmana, que son mayoría en el territorio, expresaban un profundo descontento.

“Se está trabajando rápidamente para dar un nuevo impulso al desarrollo en Cachemira”, dijo el líder hindú que aprovechó la visita y la atención para inaugurar una obra millonaria de su Administración.

LA SEGURIDAD

Una poderosa explosión se escuchó la madrugada del domingo, horas antes de la visita, en el pueblo de Laliyana, a escasos kilómetros de Palli.

Si bien la región sufre constantemente de enfrentamientos y ataques por parte de una activa insurgencia, las autoridades descartaron un ataque asegurando que el sonido proveniente de los campos agrícolas, dejó un pequeño cráter en la superficie y que pudo haber sido causado "ya sea por un rayo o un pequeño meteorito".

El pasado viernes se produjo un tiroteo a solo 15 kilómetros donde tuvo lugar el evento.

La policía regional aseveró entonces que un "escuadrón suicida" de insurgentes del vecino Pakistán se había infiltrado desde el otro lado de la frontera "para sabotear" el evento del primer ministro.

La Cachemira india lleva tres décadas asistiendo a una rebelión armada de carácter independentista y calificada como terrorista por Nueva Delhi, en la que han muerto decenas de miles de personas desde 1989, la mayoría civiles.

La decisión de 2019, tomada unilateralmente, dividió la región en dos territorios controlados directamente por Nueva Delhi, un movimiento que Modi justificó como un modo de llevar la prosperidad a una región que consideraba dominada por la corrupción y el separatismo.

Para evitar posibles protestas, la retirada del estatus de semiautonomía llegó acompañado también de importantes limitaciones a las libertades de reunión y movimiento en toda la región, y de un bloqueo a las comunicaciones telefónicas y de internet, que se prolongó durante varios meses.

Pakistán disputa a la India la soberanía de la región desde la partición del subcontinente indio con la independencia del Imperio británico en 1947, y por ella han librado dos guerras y varios conflictos menores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.