Anuncios

Modernizan entrada de colegios en Querétaro para vigilar entrada de alumnos

Querétaro (México), 24 feb (EFE).- El Colegio de Bachilleres, institución de educación media superior pública, decidió modernizar la entrada de sus alumnos, al estilo estadounidense, con torniquetes electrónicos en el central estado mexicano de Querétaro.

Estos torniquetes se instalaron como una medida de prevención para la seguridad de los estudiantes, que en una primera etapa, estarán únicamente en dos campus ubicados en la capital de la entidad: el plantel 17, en la localidad de El Vergel, y el plantel 9 de Santa Rosa Jáuregui, donde se concentra la mayor población estudiantil.

De acuerdo con el director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Querétaro (Cobaq), León Enrique Bolaños, se trata de un programa denominado “Contigo Cobaq Seguro”, con el que se busca garantizar a los padres de familia que sus hijos ingresaron o egresaron del plantel.

Asimismo, se plantea como una alternativa para contar con un control seguro de las personas ajenas al colegio que ingresan a las instalaciones.

El directivo explicó que este dispositivo funciona, en esta primera etapa, con un código QR en la credencial del estudiante, quien deberá pasarlo por el torniquete a su ingreso y salida del colegio.

En caso de la ausencia del estudiante o su registro de salida no se realice, en automático el sistema enviará un mensaje de texto a los padres de familia avisándoles que su hijo no entró o no salió de la escuela.

Además, las autoridades educativas prevén que en el futuro también pueda contar con datos biométricos y otras funcionalidades como un detector de armas, entre otras funciones.

“Este sistema estamos apostándole a que vayamos desarrollando en una mayor tecnología, que es con datos biométricos, datos de temperatura al ingreso del estudiante, reconocimiento facial que es en una segunda etapa, pero en este momento es simplemente el mensaje SMS al padre de familia para avisar si su hijo no ha ingresado o no ha salido del colegio”, explicó Bolaños.

El director del colegio de Bachilleres en Querétaro indicó que, si bien no se han presentado incidentes de inseguridad dentro de estos colegios, la instalación de los torniquetes responde a un tema preventivo de seguridad para los alumnos, pues la tecnología de estos dispositivos les permitirá escalar en un futuro a la detección de armas.

En el caso del plantel de Santa Rosa Jáuregui, se encuentra cercano a los límites con el estado de Guanajuato, una entidad que ha sido golpeada fuertemente por la inseguridad, además de que existe una comunidad dentro de esta delegación, llamada Montenegro, donde la incidencia delictiva también es alta.

Por ello, y aunque la implementación de este dispositivo representa una mayor vigilancia, para los alumnos del colegio es una estrategia que les brindará seguridad y confianza.

“Estoy a favor, creo que podría beneficiarnos para mayor seguridad y un mejor control (…) porque suele haber quien entre con cigarros electrónicos o cosas así y puede ser para poder controlar todo eso”, comentó a EFE Alejandro Vargas, estudiante del Cobaq 9 en Santa Rosa Jáuregui.

Finalmente, la secretaría de Educación del Gobierno de Querétaro, Martha Elena Soto, precisó que al tratarse de menores de edad, los padres de familia han dado la anuencia para la instalación de estos sistemas de seguridad, los cuales han sido bien recibidos por la comunidad, pues busca brindarles tranquilidad.

“Está impactando casi 3.000 estudiantes en total, es más o menos ese sistema que ha sido muy bien recibido por los padres y madres de familia para brindar un clima adicional de tranquilidad (…)”, manifestó.

Soto también adelantó que, el colegio de bachilleres tiene más de 30.000 estudiantes, en cerca de 60 planteles educativos, donde también se plantea instalar este mismo mecanismo de seguridad a la entrada, “conforme haya la autorización de los padres, como la demanda de los mismos”.

(c) Agencia EFE