La moda otoño/invierno regresa a los alegres 2000

·4  min de lectura

¿Preparada para algo más de la antigua normalidad? Al menos, en lo que a moda femenina se refiere. Y es que las tendencias más llamativas de las colecciones otoño/invierno indican que la moda para la vida diaria y la moda para la noche otra vez vuelven a diferenciarse claramente la una de la otra.

"Salir volvió a convertirse en algo especial y, por lo tanto, también nos vestimos así", explica Carl Tillessen, analista del Instituto Alemán de la Moda en Colonia.

Hace mucho que esto no era tan claro. Ya antes de la pandemia en muchas grandes ciudades se había vuelto algo habitual ir a restaurantes y bares con la misma ropa informal que se vestía de día, incluso también a muchos clubes, salas de conciertos y teatros. Pero ahora nos encontramos en una fase en la que otra vez valoramos lo que significa salir. Y por eso queremos vernos elegantes.

La moda para la vida diaria es relajada e informal, pero para la noche están indicados los vestidos bodycon, explica el analista de moda Tillessen. Es decir, vestidos ajustados que destacan la figura y que recuerdan la sensualidad de los 1990 y los 2000. "En ese sentido la moda claramente hace referencia a la serie televisiva 'Sex and the City', incluso en relación a las marcas que alcanzaron status de culto gracias a ella como Manolo Blahnik o Hervé Léger", dice el experto.

"Encontramos reminiscencias de los 2000 no solo en la noche", comenta Ilka Müller-Winkelmann, estilista de Berlín. "Sobre todo en la moda joven encontramos una y otra vez resonancias de esa década, ya sea en tops con el vientre al descubierto con jeans de tiro bajo, diseños salvajes o chalecos de punto. También la combinación de chaquetas universitarias con faldas plisadas o de tablas sigue esta tendencia".

Eso en principio suena salvaje y colorido, como fueron los años 2000 marcados por el pop. Pero esta tendencia tiene otra contraria y afecta a algunas corrientes más generales. "En los últimos años la moda fue muy llamativa, en parte muy estridente. Ahora el péndulo va en la dirección contraria", pronostica el analista de tendencias Carl Tillessen. "La moda se vuelve más discreta, decente y, en muchas tendencias, más sencilla".

También el "nuevo compromiso con la naturaleza" es una metatendencia, que para Tillessen se vuelve más importante. Esta claramente tiene que ver con el confinamiento, durante el que muchos conectaron más con el aire libre y se refiere no solo a los colores y los materiales, sino también a los looks. "También esa tendencia es apadrinada por una serie televisiva, 'The Crown', que puso de moda el look campestre inglés", dice el experto.

En esta tendencia se trata también de un giro hacia materiales que se vuelven más bellos con el uso. "En japonés existe un nombre para esta estética: wabi sabi. Una palabra que significa lo bello de lo imperfecto", dice Tillessen. "En esa categoría entran, por ejemplo, los jeans que parecen usados".

También los colores de la moda de otoño 2021 reflejan esta tendencia. Junto al verde del look campestre destacan sobre todo tonos como el beige cashmere o todos los matices del marrón, todos muy discretos.

De todas maneras, entre los colores que se llevarán también están el azul, el rojo y el verde "en todas las variantes de las respectivas paletas", asegura la asesora Milena Georg. "Es decir, desde los tonos más intensos a los delicados pasteles". Para Georg esta amplitud facilita las combinaciones, porque permite implementar más sencillamente la tendencia a mantener un mismo tono.

Quien quiera estar a la moda llevará esta temporada otoño/invierno prendas de punto. "Pulloveres, cardigans, polerones o chalecos en todas sus variantes e incluso con el regreso de los diseños con trenzas", dice la estilista Inka Müller-Winkelmann. Estos estructuran la silueta y crean así una bella imagen de líneas claras.

Otro imprescindible son los diseños alegres, que ya aparecieron en las colecciones estivales y ahora se presentan con mayor fuerza incluso. "Los diseños alegres y divertidos, en parte incluso ingenuos, tienen el efecto de mejorar el ánimo y simbolizan la alegría infantil", explica Tillessen. "Están inspirados en el cómic asiático y la cultura manga y los encontraremos este otoño sobre todo en las prendas más informales".

Y es que eso es lo que necesitamos, algo de alegría, rostros reconfortantes y colores, si resulta que al final aún nos queda por vivir un tiempo más con la pandemia marcando nuestra vida cotidiana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.