MLS y sindicato logran nuevo contrato colectivo

ANNIE M. PETERSON
·1  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 20 de marzo de 2010, el comisionado de la MLS Don Garber (izquierda) estrecha la mano del director general del sindicato de jugadores Bob Foose (AP Foto/Luis M. Álvarez, archivo)

La MLS y sus jugadores alcanzaron el viernes un acuerdo sobre un nuevo contrato colectivo que estará vigente hasta la conclusión de la campaña de 2027.

En diciembre, la liga invocó una cláusula de “fuerza mayor” para reabrir las negociaciones sobre el contrato colectivo, al mencionar que había incertidumbre ante la pandemia.

La MLS sostiene que perdió cerca de 1.000 millones de dólares la temporada anterior, debido en parte a que debió realizar los encuentros en estadios prácticamente vacíos e incurrió en mayores costos por las pruebas de diagnóstico y los vuelos fletados.

Para este año, la liga espera pérdidas similares.

La Asociación de Jugadores de la MLS y la liga sostuvieron dos negociaciones complicadas el año pasado —una en febrero, antes del comienzo de la temporada y otra en junio, cuando los jugadores vieron reducida su paga a fin de reanudar la temporada de 2020.

El acuerdo alcanzado el viernes por la noche da a los jugadores sus salarios completos esta temporada, y extiende el contrato colectivo actual por dos temporadas. El sindicato había propuesto una extensión de un año hasta 2026.

No se revelaron de inmediato detalles adicionales del convenio.

El acuerdo depende ahora de la aprobación de la Junta de Gobernadores de la MLS y de los agremiados. El sindicato informó que el acuerdo será sometido a votación del pleno de los futbolistas para su ratificación este fin de semana.

Originalmente, la liga había fijado un plazo que vencía la semana anterior para llegar a un acuerdo, pero éste se extendió al jueves, dado que las partes alcanzaron progresos. La fecha límite se extendió otras 24 horas, al viernes, para consolidar un acuerdo.

La MLS había advertido que sus equipos debían prepararse para un cierre patronal si no se alcanzaba el acuerdo.