Mixquic, lugar emblemático para visitar en Día de Muertos

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- Después de la pausa por la pandemia de Covid-19, las celebraciones por el Día de Muertos retornan a San Andrés Mixquic, en Tláhuac, conocido como un lugar mágico y de culto para estas festividades.

El pueblo se adorna con flores de cempasúchil y las tumbas se iluminan con el afán de guiar a los muertos que visitan el mundo de los vivos el 1 y 2 de noviembre.

Mixquic es uno de los siete pueblos originarios con una de las festividades más representativas para el país, el cual data de la época prehispánica. Su amplia variedad de tradiciones y cultura lo convierten en un lugar representativo para visitar en estas fechas.

Las festividades comienzan el 31 de octubre, donde los habitantes del pueblo ponen la mesa para el altar de muertos, con un mantel, candeleros y velas.

Un día después, el 1 de noviembre, suenan las campañas del pueblo al mediodía, las cuales anuncian la llegada de las animas de los niños y adultos.

Y el 2 de noviembre, se realiza la famosa "alumbrada" en el panteón, donde se rinde homenaje a los muertos que dejaron un recuerdo en este mundo. Cerca de las 19:00 horas, la gente llega a las tumbas, que son decoradas con flores y encienden cirios, por lo que el panteón se ilumina para guiar a los muertos que han bajado al mundo de los vivos.

Para las festividades de este año, la alcaldía de Tláhuac reafirmó su compromiso por garantizar las tradiciones y costumbres de los siete pueblos originarios, "seguiremos trabajando de la mano con los patronatos, mayordomos y comisionados de los barrios y colonias", dijo la alcaldesa de esa demarcación, Berenice Hernández Calderón. La funcionaria declaró que esperan al menos 2 millones de visitantes.

¿Qué significa Mixquic?

Mixquic significa "lugar de quien cuida el agua", de acuerdo con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores, además, la página web de la alcaldía Tláhuac señala que quiere decir "en el mezquite".

El pueblo de San Andrés Mixquic forma parte de la zona declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas (UNESCO), el cual recibe a miles de turistas nacionales y extranjeros.