Mitt Romney: En el Partido Republicano no hay lugar para “chiflados” como Marjorie Taylor Greene

Josh Marcus
·3  min de lectura
<p>

(Getty Images)" />

El senador de Utah, Mitt Romney, es el último republicano prominente en criticar a la congresista Marjorie Taylor Greene por su controvertido comportamiento en los últimos días.

“Nuestra gran carpa no es lo suficientemente grande para acomodar tanto a conservadores como a chiflados”, dijo el martes.

Los dos iban y venían en Twitter durante el fin de semana, con el senador criticando a Greene por creer en la "gran mentira" de una elección robada, y ella respondiendo que Romney debería "crecer un par o una columna vertebral".

Los comentarios de hoy de Romney siguen a una condena aún más dura del líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, el lunes, quien insinuó que la representante de Georgia era un “cáncer para el Partido Republicano”.

"Las mentiras locas y las teorías de la conspiración son un cáncer para el Partido Republicano y nuestro país", dijo McConnell en un comunicado que no mencionó a Greene pero que se refirió claramente a sus acciones y posiciones más controvertidas.

“Alguien que sugirió que tal vez ningún avión chocó contra el Pentágono el 11 de septiembre, que los horribles tiroteos escolares se prepararon previamente y que los Clinton estrellaron el avión de JFK Jr., no está viviendo en la realidad. Esto no tiene nada que ver con los desafíos que enfrentan las familias estadounidenses o los debates sólidos sobre el fondo que pueden fortalecer a nuestro partido ", continuó.

El alboroto sigue a informes recientes de CNN que muestran que antes de ser elegida, Greene respaldó los comentarios en las redes sociales que pedían violencia y muerte a destacados demócratas como Barack Obama, Hillary Clinton y Nancy Pelosi. Greene también apoyó la teoría de la conspiración de QAnon, acosó a los sobrevivientes de tiroteos en escuelas y dijo que los miembros musulmanes del Congreso no eran legítimos.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, calificó los comentarios de "profundamente inquietantes" y dijo que se reuniría con Greene en algún momento de esta semana, mientras que Jimmy Gómez, un congresista demócrata de California, ha tratado de expulsar a Marjorie del Congreso por completo.

Greene respondió a la historia de CNN diciendo que había muchas personas que administraban sus cuentas de redes sociales a lo largo de los años y que "algunas no representaban mis puntos de vista".

Sin embargo, todavía tiene un importante patrocinador republicano: Donald Trump. El sábado, Greene dijo que había hablado con el expresidente y conserva su apoyo.

"Tuve una GRAN llamada con mi POTUS favorito de todos los tiempos, el presidente Trump", escribió en Twitter. "Estoy muy agradecida por su apoyo y, lo que es más importante, la gente de este país es absolutamente 100% leal a él".

El expresidente respaldó a Marjorie Greene como una "futura estrella republicana" en agosto.

Los principales demócratas le han advertido a McCarthy que esta semana darán el raro paso de despojar a la Greene de sus asignaciones en el comité si no es castigada.

Relacionados

Aumenta apoyo para expulsar a Marjorie Taylor Greene del Congreso

Congresista Greene insultó a sus colegas e hizo ofensiva comparación

Cori Bush moverá su oficina “lejos” de la de su colega Taylor Greene