Los mitos sobre el cuidado del cabello largo: no siempre lo "natural" es lo más saludable

Hábitos centenarios que pasan de generación a generación se han convertido en mandamientos de cuidado que muchas veces no tienen fundamento científico, pero que, al ser parte de las costumbres culturales, son practicados con fe para lograr el objetivo: un cabello hermoso.

El cabello largo representa para muchas culturas, la latina entre ellas, sensualidad; para las culturas indígenas andinas, es símbolo de liderazgo, sabiduría y fuerza espiritual; para algunas comunidades africanas es señal de fertilidad, y para muchas mujeres en el mundo es sinónimo de seguridad e independencia. El hecho es que el cabello largo amerita atención minuciosa para que luzca bello y saludable. Desmenuzamos aquí las creencias más comunes para cuidarlo.

(Getty Creative)

Lavar el cabello todos los días es bueno

Cada persona tiene rutinas diarias diferentes que ameritan lavados más o menos frecuentes. Dependiendo de los productos que se utilicen, el secado, si el cabello ha sido tratado o no, deberás espaciar las lavadas y tratamientos, y hoy en día los productos de lavado comunes son mucho más suaves permitiendo su uso diario.

Sin embargo, una buena recomendación es utilizar champú con PH neutro adecuado para tu tipo de cabello, y lavar el cabello cada tres días. El uso frecuente de champú, o no usarlo en lo absoluto, no tiene que ver con la producción de grasa del cuero cabelludo; sino con la limpieza, es decir, la eliminación de polvo, suciedad e impurezas acumuladas.

En lugar de acondicionador, usa vinagre y agua fría

Actualmente, hay cierta tendencia a evitar los productos industriales para usar productos naturales. Hay que recordar que lo natural no necesariamente es inocuo. Si usamos enjuague de vinagre en exceso o lavamos el cabello, largo o corto, con productos como bicarbonato de sodio a diario podemos irritar el cuero cabelludo. 

El agua fría tampoco incide en el brillo y crecimiento del cabello. ¡Buenas noticias para quienes terminan su ducha temblando!

(Getty Creative)

Cortar las puntas hará que crezca más rápido

Sí es conveniente cortar las puntas, pero no porque esto haga que crezca más rápido. El corte no tiene nada que ver con el cuero cabelludo, que es donde ocurre el proceso de crecimiento, pero sí mantiene las hebras sanas, fuertes y, en consecuencia, hermosas. 

“Al dejar pasar mucho tiempo sin cortar, las puntas se van deteriorando y abriendo y pasan de ser horquetillas a una hebra dañada”, explica el estilista Edgar Delgado de Sebastian Professional, quien recomienda específicamente cortar cada tres meses si el cabello es natural; y máximo cada dos meses si el cabello es coloreado o tratado. 

Con respecto a la velocidad de crecimiento, el promedio de crecimiento es de 1 centímetro por mes y, hasta ahora, no existe ningún medio que acelere esa cuenta. 

Hacerte trenzas y cepillarlo fomenta el crecimiento

Explica Delgado que “no está comprobado científicamente que la tensión que provocan las trenzas al cuero cabelludo estimule el crecimiento del cabello, pero es un mito tan arraigado desde hace tanto tiempo que no me atrevería a descartarlo. Es como el mito del cepillado frecuente. Lo que sí contribuye con la belleza y salud del cabello es la estimulación del cuero cabelludo con el masaje que proporciona el cepillo, pero no está demostrado que incida en el crecimiento”.

Para cepillar el cabello largo, lo más conveniente es usar un cepillo grande de cerdas flexibles y naturales que resultarán más suaves para las fibras.

(Getty Creative)

No solo no crece, sino que se cae

Por favor, relájate. Si al lavar el cabello notas que se caen muchas hebras, no se trata de calvicie sino de un proceso natural que es más notorio cuando tu cabello es largo, en primer lugar porque las hebras son más visibles; y segundo porque las más largas son las más antiguas. 

El ciclo de crecimiento de cabello implica una primera fase, en la que el cabello está en el folículo durante cinco y siete años. La segunda, es cuando el bulbo se desprende del folículo; y la tercera fase es cuando el cabello se cae. Así que es normal que diariamente caigan hebras, pero no significa que tengas algún problema capilar. 

Sin embargo, si este fuese el caso, la caída del cabello es definitivamente notoria en el cuero cabelludo, y lo más sano es que consultes al especialista. 

Aunque hasta el momento, hay opciones limitadas para evitar la caída del cabello relacionada con la calvicie, se han desarrollado investigaciones para dar solución a este problema.

(Getty Creative)

Los investigadores Heather Christofk y William Lowry, de la Universidad de California dieron con lo que puede ser una fórmula para hacer crecer el pelo, lo cual además es una gran noticia para quienes padecen de calvicie o temen padecerla. 

Ellos estudiaron el funcionamiento de las células madre del folículo piloso, y observaron que producen más lactacto -sustancia que genera el organismo y que fomenta el crecimiento del pelo- si se limita la entrada de piruvato, un ácido determinante en los procesos biológicos.  Y aunque aún no han realizado test en humanos, siguen avanzando en sus investigaciones para lograr llevar al mercado un producto que ayude a quienes padecen pérdida de cabello. 

Lo que siempre funciona

Mantener el cabello hidratado, sano, con productos adecuados para cada tipo de cabello, ayudan a mantener su nutrición y fortaleza. Usar protectores térmicos, si se usan implementos eléctricos para peinarlo y moldearlo; el corte frecuente de puntas, evitar ligas y accesorios que rompan las hebras, y el uso de productos abrasivos sin asesoría profesional, son prácticas exitosas para un cabello largo saludable y bello.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los errores que no debes cometer cuando vuelvas a visitar los salones de belleza

10 'remedios de la abuela' que deberías desterrar para siempre de tu rutina de belleza

Cómo llevar el spa a tu casa: fórmulas con ingredientes naturales para disfrutar mimándote