La mitad de los niños de Afganistán corre riesgo de desnutrición por escasez de alimento

·4  min de lectura

EN MEDIO de una escasez grave de alimentos en Afganistán, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) calcula que la mitad de los niños del país menores de cinco años sufrirá de malnutrición.

“Hay millones de personas que van a pasar hambre, y se acerca el invierno, el covid-19 se ha intensificado, y todo el sistema social ha colapsado”, dijo Omar Adbi, subdirector ejecutivo de programas de Unicef, durante una visita a un hospital infantil de Kabul, según reportó Associated Press.

Según la agencia, una mujer de la provincia de Kunar llevó a su niño de tres años al hospital con una malnutrición grave. Nargis, quien se negó a dar su nombre completo, dijo que la lucha entre los talibanes y el grupo miliciano Estado Islámico (ISIS) ha devastado a las comunidades y su acceso a las necesidades básicas.

El mundo ha observado si los talibanes cumplen sus promesas iniciales de tolerancia e inclusión de las mujeres y minorías étnicas. Sin embargo, las acciones de los talibanes hasta ahora, como restricciones renovadas a las mujeres y el nombramiento de un gobierno enteramente masculino, han suscitado la consternación de la comunidad internacional.

También lee: El precio del opio se triplica en Afganistán tras el arribo al poder del Talibán

Las protestas contra las políticas de los talibanes hacia las mujeres continuaron este martes, con una manifestación de las profesoras y estudiantes femeninas de una escuela privada de Kabul que blandieron pancartas con la leyenda “La educación es un derecho”. La protesta se llevó a cabo bajo techo para evitar una respuesta negativa de los talibanes, quienes recientemente proscribieron las manifestaciones celebradas sin permiso del gobierno.

Los líderes talibanes de Afganistán se reunieron con funcionarios iraníes en un intento de mejorar las relaciones comerciales clave para llenar las arcas vacías de dinero del país mientras este se tambalea al borde del colapso económico, comentó el martes un portavoz.

Los talibanes se reunieron el lunes con una delegación del vecino Irán para regular el comercio entre ambos países, dijo el portavoz talibán Bilal Karimi. Ellos aceptaron aumentar las horas comerciales en el cruce fronterizo de la ciudad de Islam Qala de ocho horas por día a 24 y regular mejor la recaudación de tarifas y mejorar los caminos. Las aduanas son una fuente clave de ingreso local para Afganistán.

Por su parte, el Reino Unido mandó dos enviados para que se reunieran con altos funcionarios talibanes el martes, comentó un portavoz del primer ministro del Reino Unido. No se dieron detalles adicionales.

No te pierdas: Afganistán: mujeres sobrevivientes son obligadas a volver a los abusos o a vivir en prisión

Afganistán, un país que depende de la ayuda, está batallando con una crisis de liquidez mientras los activos permanecen congelados en Estados Unidos y se han pausado los desembolsos de las organizaciones internacionales que otrora sumaban 75 por ciento del gasto estatal.

Funcionarios talibanes dijeron el martes que arrestaron a 11 miembros del Estado Islámico, un rival y enemigo acérrimo de los insurgentes, en Kabul. La filial de ISIS, con su base en la provincia oriental de Nangarjar, ha reclamado su responsabilidad en un aluvión de ataques recientes contra fuerzas talibanes en el este de Afganistán y otras partes.

Karimi publicó en Twitter que la redada se llevó a cabo la noche del domingo en el Quinto Distrito Policial de la capital afgana. No dio más detalles. La redada sucedió pocas horas después de un atentado con bombas en la mezquita Eid Gah, en Kabul, que mató a por lo menos cinco personas.

Te interesa: Afganistán, un país detenido en tiempos bíblicos que el mundo conoció por el 11/9

ISIS reclamó la responsabilidad por el ataque contra la mezquita más tarde del lunes, y en una publicación de su agencia noticiosa, Amaq, publicó que uno de sus terroristas suicidas tenía como blanco a altas figuras talibanas que asistían a un servicio matutino.

El atentado del domingo fue el ataque más mortal en Kabul desde que los talibanes asumieron el control de Afganistán tras la salida caótica de las últimas tropas estadounidenses el 31 de agosto.

ISIS también reclamó su responsabilidad por el atentado del 26 de agosto que mató a más de 169 afganos y 13 militares estadounidenses afuera del aeropuerto de Kabul, donde miles de personas trataban de llegar al aeropuerto para escapar del gobierno talibán. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.