Más de la mitad de los diputados electos por la ciudad y la provincia de Buenos Aires utilizaron pasajes aéreos del Estado

·9  min de lectura
Javier Milei, Gerardo Milman, María Eugenia Vidal y Maximiliano Ferraro
Javier Milei, Gerardo Milman, María Eugenia Vidal y Maximiliano Ferraro

A pesar de no representar a ninguna provincia del interior del país, más de la mitad de los diputados electos por la ciudad y la provincia de Buenos Aires utilizaron los pasajes aéreos dispuestos por la Cámara de Diputados. Pese a que cada legislador puede utilizar hasta 10 aéreos mensuales, suele ser un recurso utilizado por los diputados que representan a las provincias.

De los 70 diputados que pertenecen al distrito bonaerense, de acuerdo con el portal de Datos Abiertos de la Cámara de Diputados, la mitad de los legisladores hizo uso de este beneficio: 35 usaron pasajes para realizar al menos un viaje . En el caso de los legisladores por la Ciudad, sobre un total de 25, casi dos de cada tres viajaron con pasajes a cargo del Congreso: 16 hicieron uso de este beneficio, es decir, el 64% . Según el relevamiento elaborado por LA NACION, los viajes de al menos 10 diputados coinciden con actividades que pueden ser interpretados como políticas o partidarias.

Según explicaron fuentes de la cámara Baja, la fecha que indica el portal no necesariamente coincide con la de viaje ya que es el mes emitido. Los pasajes no se canjean por dinero y se vencen a los 30 días.

El sueño de un “Frente de Todos Menos Alberto”

En general, y según coinciden varios diputados, los porteños no llegan a utilizar todos los pasajes . La diputada Victoria Villarruel (La Libertad Avanza) fue la excepción. Tanto en febrero como en marzo, consumió el cupo y con un total de 20 viajes fue, entre los diputados de provincia y Ciudad, la que más viajó. El itinerario de la legisladora incluyó visitas a Tucumán, Córdoba, Corrientes, Neuquén, Tierra del Fuego, Santa Fe, dos a Mendoza y dos a Salta.

“Soy Diputada Nacional y de La Quiaca a Ushuaia voy a ir a todos los rincones del país donde haya argentinos sin ser escuchados. Mientras no sesionemos me reuniré con todos los argentinos q pueda. Porque en donde no sean escuchados, acá tienen una diputada con la que cuentan”, justificó Villarruel a través de su Twitter y agregó: “No se q hacen los otros diputados pero es nuestra función relevar las necesidades de la ciudadanía, recorrer las provincias, escuchar a la gente y trabajar para favorecer el federalismo y la representación democrática”.

“Me parece muy bien que los ciudadanos controlen los gastos y también que sepan qué hacen los funcionarios y una de las funciones de los diputados es fomentar el federalismo. Y yo soy federal, no creo en una visión unitaria y centralista”, agregó consultado por LA NACION.

Pese al discurso anti Estado y en contra de la “casta politica”, Javier Milei también utilizó dos pasajes -ida y vuelta- para viajar a su acto en Mendoza y justificó su uso. “Los usamos transitoriamente por una dinámica de tiempo. Si no los usa, ese dinero vuelve a la Cámara de Diputados para que lo use la casta”, se defendió Milei en LN+ y sostuvo que reintegrará el dinero en el próximo sorteo de su dieta.

Los diputados de La Libertad Avanza no son los únicos que han utilizado viajes financiados por el Estado. En el caso de Gerardo Milman, de Juntos por el Cambio, registró 11 viajes en el primer trimestre del año que incluyó uno a Mendoza para participar de la fiesta de la Vendimia y otro a San Rafael, donde se lo pudo ver con Patricia Bullrich. “Es un instrumento que los legisladores tienen para tomar contacto con todo el país. Se utilizan para hacer política. Hoy hay una mirada muy crítica para hacer política y por eso se cuestionan pero es un instrumento que ha existido. Los legisladores son políticos, yo soy un representante de la política. Por supuesto que te reunís con gente que hace política, pero haces las dos cosas. Pueden existir, pueden no existir pero si existen me parecen bien”, explicó el diputado a LA NACION.

El radical Facundo Manes utilizó 9 pasajes para viajar a Paraná, Rosario, Mendoza, Córdoba y Río Gallegos. Según compartió en sus redes, viajó a la capital de Entre Ríos por el campamento anual de la Juventud Radical. A Mendoza y a Córdoba viajó para hablar sobre “la Revolución del Conocimiento”y en Río Gallegos presentó su libro “Ser Humanos”. Manes no respondió la consulta de LA NACION sobre este tema.

El presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, gastó 8 pasajes. Los destinos fueron variados: Neuquén, Jujuy, Formosa, San Juan y Resistenci a. Según publicó en sus redes, a Neuquén viajó dos veces para reunirse con dirigentes locales de la CC, al igual que en Formosa donde estuvo acompañado por Elisa Carrió. En el caso de San Juan lanzaron el partido en esa provincia. Jujuy la visitó en el mes de febrero acompañado por el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Como anfitrión, Gerardo Morales, los levo a recorrer distintos emprendimientos de la provincia.

“Es una herramienta que tienen los diputados nacionales y debe usarse con mucha austeridad y autolimitarnos”, contestó Ferraro a LA NACION y agregó: “Por otro lado a mi me parece perfecto que todo estos datos, y otros, sean datos abiertos, como también que todos publiquemos nuestras declaraciones juradas”.

Hace tiempo que María Eugenia Vidal trabaja en su proyecto personal y nacional. Como parte de su gira nacional, visitó la provincia de Chubut y San Juan, a donde viajó con aéreos provistos por la cámara de Diputados, de acuerdo a los registros oficiales . Desde su entorno reconocieron a LA NACION que las visitas incluyeron “actividad política”, pero remarcaron que también realizó actividades en su rol como legisladora.

“Los viajes son parte de una agenda de trabajo que tiene que ver con su trabajo como diputada de recorrer y representar mejor. Formaron parte de la agenda temas vinculados a la educación, salud mental, reuniones productivas y luego se presentaron proyectos. Hubo actividad partidaria pero en carácter marginal, es decir, por cada 10 horas de actividades vinculadas a la agenda de temas mencionados, había 1 de política partidaria”, afirmaron desde el entorno de la exgobernadora bonaerense.

Tanto Martín Tetaz (Juntos por el Cambio) como Leandro Santoro (Frente de Todos) utilizaron cuatro pasajes. En el caso del primero viajó a Misiones y a Tucumán. En diálogo con este medio, afirmó que “es parte de su trabajo recorrer el país”.

En el caso de Santoro viajó a Viedma y a Río Grande. “Forma parte de la tarea. Es un gris pero históricamente fue así, es para hacer política. No es tan simple. El trabajo político también es parte de la política. No es que usas los pasajes para juntar votos. Es que hay algo muy loco que es la gente quiere ver a los legisladores porteños y con más exposición. Hay una mirada un poco porteña”, contestaron a LA NACION desde el entorno del diputado.

Un inédito pedido de ajuste

En la sesión que se votó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Fabio Quetglas (UCR-Interbloque JxC) reclamó un recorte interno de los gastos de la Cámara. Días atrás continuó con esa postura y se refirió al uso de los pasajes por parte de los diputados. “Por mi pedido de austeridad, el resto de los diputados no te combate, pero tampoco te acompaña. Estoy un poco solo. Yo puedo decir que no uso nunca o casi nunca los autos de la Cámara de Diputados porque vivo en la Capital Federal. Lo mismo con los pasajes [aéreos]. No los uso porque para ir a Coronel Villegas, a Tandil o a Puán no hacen falta porque no hay aeropuertos. Pero el [diputado] de Córdoba me puede decir que los necesita. Creo que nosotros debemos hacer un gesto”, afirmó en diálogo con radio Zónica +.

Para Fabio Quetglas no sólo importan las tecnologías, sino también cómo se las introduzca
Diego Spivacow / AFV


El diputado Fabio Quetglas, de la UCR, pidió un ajuste en la Cámara de Diputados, pero su reclamo no tuvo demasiado eco; "debemos dar el gesto", señaló (Diego Spivacow / AFV/)

Pablo Secchi, el director Ejecutivo de Poder Ciudadano capítulo argentino de Transparencia Internacional, señaló a LA NACION: “La verdad es que los límites son muy difíciles de establecer porque las actividades políticas son parte de las actividades de representación. Ahora vos me decís que fue a un acto partidario y la verdad es que es muy limítrofe eso sobre lo que pueden hacer o no. La utilización de recursos públicos con fines partidarios es algo que venimos trabajando hace mucho tiempo. Indudablemente tendría que haber una regulación más estricta sobre para qué se utilizan los pasajes y cómo se entregan esos pasajes y que no quede tan a discreción del diputado

En esa misma línea, planteó que debería existir una oficina que entregue los pasajes y apruebe el motive por el cual serán utilizados: “La semana pasada estuve en Bruselas, en la Unión Europea, y me comentaban cómo funcionaba el sistema de ellos. Les dan los pasajes que necesitan. Van a una oficina y les dicen: ‘Necesito un pasaje para viajar desde Italia hasta Bruselas’. Y básicamente confirman la necesidad de ese pasaje, explican para qué es y la Unión Europea se los entrega. Eso es lo que tiene que existir en la Argentina: una oficina que le entregue los pasajes a requerimiento de los diputados. Pero que el diputado no maneje la plata o una cantidad determinada de pasajes, sino que efectivamente sean para llevar adelante la función que necesitan”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.