Más de la mitad del desecho mundial de plástico es creado por 20 compañías

·4  min de lectura

UN INFORME ha revelado que 20 compañías son responsables de producir el 55 por ciento del desecho de plásticos de un solo uso que se genera mundialmente, y ExxonMobil encabeza la lista.

El Índice de Fabricantes de Desecho Plástico también identifica a los bancos e instituciones financieras que financian la producción de plásticos de un solo uso, de los cuales decenas de millones de toneladas terminan contaminando cada año.

Se ha tendido a endilgarle mucha de la culpa por la contaminación con plásticos de un solo uso a marcas muy conocidas que los usan en sus productos y empaques, pero este informe nuevo saca a la luz a las compañías petroquímicas que fabrican los polímeros que conforman los plásticos de un solo uso, y los bancos e instituciones que las financian.

Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos, dijo al respecto: “Conforme ha aumentado la conciencia del costo de la contaminación con plástico, la industria petroquímica nos ha dicho que es nuestra culpa y ha dirigido la atención hacia el cambio de actitud del consumidor de estos productos, en vez de abordar el problema desde su fuente”.

También lee: Termómetros mexicanos rumbo al deshielo

El informe halló que 55 por ciento del desecho mundial de plástico lo producen apenas 20 compañías, y encabezan la lista ExxonMobil, Dow, Sinopec, Indorama Ventures y Saudi Aramco.

Desde 2011, 20 de los bancos más grandes del mundo han prestado alrededor de 30,000 millones de dólares para la producción de polímeros que conforman los productos plásticos de un solo uso, como bolsas, botellas, cubiertos de plástico, popotes, empaques y cubrebocas desechables. Las principales instituciones incluyen a Barclays, JPMorgan Chase, Citigroup, Bank of America y HSBC.

Esto representa casi 60 por ciento del financiamiento comercial total para la producción de plásticos de un solo uso.

Aun más, 20 administradoras institucionales de activos poseen más de 300,000 millones de dólares en títulos de las compañías matrices de los productores de polímeros, de los cuales se calcula que 10,000 millones de dólares están conectados directamente con la producción de polímeros de un solo uso. Las cinco principales son el Reino de Arabia Saudita, la República Popular de China, el Emirato de Abu Dabi, la familia Ambani y el Grupo Vanguard.

No te pierdas: Quemarse en leña verde

El 98 por ciento de los plásticos de un solo uso se hace a partir de combustibles fósiles vírgenes, sin materiales reciclados. El informe también halló que la capacidad mundial para producir polímeros vírgenes para plásticos de un solo uso podría aumentar en más de 30 por ciento en los próximos cinco años, ya que algunas compañías planean aumentar la producción de polímeros vírgenes en 400 por ciento.

Los autores del informe han denominado a estas compañías petroquímicas, bancos e instituciones financieras como los “guardianes de la producción de plástico”, y dicen que “se presagia una catástrofe medioambiental”.

El informe explica: “Estas compañías mundiales hablan de boca para afuera sobre la sustentabilidad; casi todas tienen planes para aumentar su capacidad de producir plásticos vírgenes en vez de reducirla”.

En 2019, más de 130 millones de toneladas de plástico de un solo uso terminaron como desecho. El informe predice que el plan de la industria petroquímica de aumentar la producción de plásticos de un solo uso llevará a otros tres billones de artículos extras de plástico desechable para 2025.

Te interesa: ESR 2021: hacia un nuevo enfoque

Toby Gardner, alto investigador del Instituto Medioambiental de Estocolmo, declaró: “Esta es la primera vez que los flujos financieros y materiales para la producción de plásticos de un solo uso se han trazado mundialmente y rastreado hasta su fuente”.

Andrew Forrest, presidente y cofundador de la Fundación Minderoo que publicó el informe, declaró que las “acciones mundiales no serán suficientes para revertir esta crisis” a menos de que los gobiernos, empresas y líderes financieros “actúen ahora”.

“Esto significa: dejar de hacer plásticos nuevos y empezar a usar desechos plásticos reciclados, significa reasignar el capital de los productores vírgenes a quienes usan materiales reciclados y, lo más importante, significa diseñar de nuevo el plástico para que no haga daño y sea compostable, así que, como con cualquier otro elemento, regrese a sus moléculas originales, no a nanoplásticos”, dijo.

El informe completo del Índice de Fabricantes de Desecho Plástico está disponible para su lectura en el sitio web de Minderoo. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek