Más de la mitad de los cubanos participaron en la consulta de Código de Familias

·2  min de lectura

La Habana, 30 abr (EFE).- Más de la mitad de los cubanos han participado en la consulta popular sobre el nuevo Código de las Familias, una propuesta de reforma legislativa que incluye temas como la legalización del matrimonio igualitario y la gestación subrogada.

Según informó el diario oficial Granma, el escrutinio del paquete legislativo propuesto por el Gobierno cubano, que comenzó en febrero y concluye este sábado, incluyó 397.000 propuestas -de las cuales el 61 % resultaron "favorables"- en "más de 79.000 reuniones" por todo el país.

El texto legislativo y las propuestas de estas reuniones comunitarias serán enviados en mayo a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento, unicameral) para su eventual aprobación.

Luego, está previsto que el Código de las Familias aprobado sea sometido a referendo en la segunda mitad de este año, aunque aún no se han anunciado fechas concretas.

El Gobierno cubano ha desplegado una importante campaña mediática a favor de su propuesta, con desplegables en prensa y incluso programas especiales dedicados a explicar cada detalle de los 471 artículos de la normativa, buscando un respaldo mayoritario.

Algunos miembros de la comunidad LGBTI han criticado que esta normativa deba superar un referendo y que ninguna otra de las restantes 70 nuevas leyes del actual período legislativo, algunas tan relevantes como el nuevo Código Penal, no deban someterse al mismo proceso.

Entre opositores y disidentes persiste el debate entre quienes consideran que la legislación supone un avance -aunque rechacen al Gobierno cubano y no estén totalmente de acuerdo con el texto- y quienes se oponen a ella por principio, porque rechazan cualquier propuesta de las autoridades.

Este proyecto del Gobierno, que aborda también la violencia de género y prohíbe completamente el matrimonio infantil, pretende modernizar la normativa sobre las relaciones afectivas, sexuales y familiares del país, ya que la vigente es de 1975.

De aprobarse finalmente, el Código de las Familias sería un parteaguas para un país y un Gobierno con un pasado marcado por la homofobia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.