La misteriosa conexión internacional detrás del magnicidio en Haití

·5  min de lectura
Varios detenidos por el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse son presentados a los reporteros junto con las armas y equipo que supuestamente utilizaron en el ataque
Varios detenidos por el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse son presentados a los reporteros junto con las armas y equipo que supuestamente utilizaron en el ataque

PUERTO PRÍNCIPE.– La investigación en Puerto Príncipe sobre el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse sacó a la luz un extraño complot internacional con excomandos militares colombianos, mercenarios haitianos-estadounidenses del sur de la Florida, y un insólito involucramiento de Taiwán.

Todo un rompecabezas del que todavía falta la ficha central: nadie sabe quién fue el autor intelectual.

Al menos 17 exmilitares colombianos están presuntamente implicados en el magnicidio reconocieron ayer altos mandos del ejército y la policía en Bogotá.

El excomandante boliviano involucrado en la denuncia por el envío de armamento desde la Argentina afirma que la carta es “falsificada”

Dos de ellos “perecieron” a manos de fuerzas haitianas y hay 15 colombianos más que “habrían pertenecido al ejército nacional” y que se desvincularon entre 2018 y 2020, afirmó en rueda de prensa el general Jorge Luis Vargas, director de la policía de Colombia.

Moïse fue acribillado en su casa la madrugada del miércoles y también resultó herida su esposa, que se repone en Estados Unidos.

Dolor: la historia de los Cattarossi, la familia argentina arrasada por el derrumbe en Miami

El magnicidio solo sumó caos al país más pobre del hemisferio occidental, hundido en una compleja crisis política en la que desde el año pasado Moïse gobernaba por decreto, y que hoy está dirigido por un presidente en funciones, Claude Joseph, y un primer ministro designado, Ariel Henry, que nunca llegó a asumir el cargo.

Mientras la oposición acusa a Joseph de acaparar el poder, la enviada de la ONU a Haití, Helen La Lime, estimó que él es la autoridad legítima, ya que Henry no ha sido juramentado.

Por su parte las autoridades colombianas no revelaron información sobre el paso de los sospechosos por el Ejército ni las razones de su retiro.

Se sabe que dos de los implicados, Duberney Capador y Germán Alejandro Rivera, viajaron el 6 de mayo de Bogotá a Panamá y de allí a Santo Domingo, donde estuvieron cuatro días antes de tomar un vuelo a Haití. Los demás colombianos llegaron a República Dominicana, que comparte la isla Hispaniola con Haití, y el 4 de junio y el 6 cruzaron a Puerto Príncipe.

Las autoridades colombianas dijeron tener también información de cuatro empresas involucradas en el crimen, sin dar más detalles.

Las armas y el material presuntamente utilizado por los agresores, como machetes, teléfonos y pasaportes colombianos, fueron decomisados por la policía y exhibidos a la prensa, al igual que varios sospechosos alineados contra una pared y esposados.

Agentes buscan a sospechosos de participar en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe
Agentes buscan a sospechosos de participar en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe


Agentes buscan a sospechosos de participar en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe

Tanto Colombia como Estados Unidos anunciaron que enviarán a Haití una misión de inteligencia para ayudar a esclarecer el magnicidio.

Los oficiales de la Oficina Federal de Investigación y del Departamento de Seguridad Nacional estarán involucrados en las investigaciones, sostuvo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una sesión informativa.”Nuestra asistencia es para ayudar al pueblo de Haití y para ayudarles a superar un momento muy difícil”, afirmó Psaki.En tanto, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que los directores de la Dirección Nacional de Inteligencia y de la Policía Nacional viajarán a Haití para colaborar en las investigaciones.”He ordenado al director de la DNI y al director de Inteligencia de la Policía de Colombia brindar todo el respaldo y viajar en las próximas horas, con personal de Interpol Colombia, a Haití para unirse al esfuerzo de las autoridades de la nación hermana”, afirmó el mandatario.

Por otro lado, el Ministerio de Exteriores de Taiwán confirmó que la Policía de Haití detuvo a once hombres armados que habían entrado en el patio de la embajada del país asiático en Haití, un día después del asesinato de Moïse.

Según explicó la vocera de la cartera de Exteriores taiwanesa, Joanne Ou, los guardias de seguridad de la delegación tuvieron constancia de la entrada de los hombres armados a primera hora de la mañana el jueves y, tras pedir el gobierno de Haití permiso para arrestarlos por sospechas de estar vinculados al asesinato de Moïse, la embajada dejó a la Policía entrar.

Los arrestados no ofrecieron resistencia y Ou detalló que se constataron algunos daños menores en el edificio de la delegación, como ventanas rotas, pero ninguno de los miembros del personal se encontraban en ese momento en las instalaciones.

Arresto de estadounidenses

En cuanto a la participación de estadounidenses en el magnicidio, el Departamento de Estado norteamericano, aunque no confirmó la identidad de los ciudadanos estadounidenses detenidos, dijo que había aceptado ayudar a la policía haitiana en su investigación.

Según las autoridades haitianas, dos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana, identificados como James Solages, de 35 años, y Joseph Vincent, de 55, se encuentran entre los arrestados. El periódico Le Nouvelliste de Haití, citando a jueces de instrucción que habían entrevistado a Solages y Vincent, señaló que los hombres afirmaban ser traductores de los agresores. Solages precisó que había “encontrado el trabajo en internet”.

El asesinado presidente Moïse (izquierda), junto al actual presidente en funciones, Claude Joseph
El asesinado presidente Moïse (izquierda), junto al actual presidente en funciones, Claude Joseph


El asesinado presidente Moïse (izquierda), junto al actual presidente en funciones, Claude Joseph

“Dijeron que eran intérpretes. La misión era arrestar al presidente Jovenel Moïse, en el marco de un mandato de un juez de instrucción, y no matarlo”, aseguró el juez Clément Noël al periódico.

Solages agregó que había estado en Haití durante un mes y que vivía no lejos de la casa del difunto presidente. Joseph, por su parte, señaló que había estado en Haití durante seis meses.

Según Solages, los mercenarios habían estado en Haití durante unos tres meses y algunos de ellos ingresaron por República Dominicana, dijo el periódico.

La capital de Haití, paralizada desde hace varios días, reanudaba poco a poco sus actividades este viernes por la mañana, con un mayor número de personas en las calles y el transporte público reactivando gradualmente su servicio, según testigos en la zona.

Agencias AFP, Reuters y The Washington Post

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.