Misterio en Montecarlo: dinero oculto e inmuebles de lujo vinculados a la supuesta amante de Putin

·5  min de lectura
Svetlana Krivonogikh, supuesta amante de Putin, figura en los Pandora Papers como beneficiaria de cuentas offshore
Twitter

MONTECARLO.- El departamento está encaramado sobre las azules aguas del Mediterráneo, justo debajo del legendario casino de Montecarlo que James Bond hizo famoso. Allá abajo, en la bahía, aristócratas, billonarios y oligarcas flotan en yates del tamaño de un iceberg.

Por los humildes orígenes de Svetlana Krivonogikh, nada permite suponer que haya tenido los medios para adquirir una propiedad con esta vista espectacular del patio de juegos de la élite planetaria. Al parecer, Krivonogikh creció en un hacinado departamento comunitario de San Petersburgo, y trabajó, por ejemplo, como personal de limpieza en los comercios de su barrio.

Una guerra entre cocaleros convulsiona el clima político en Bolivia

Pero la difusión de documentos financieros secretos y registros impositivos locales muestran que Krivonogikh, de 46 años, se convirtió en propietaria del departamento de Mónaco a través de una empresa offshore creada pocas semanas antes de que diera a luz a su hija. Y según informes de la prensa rusa del año pasado, esa niña nació cuando Krivonogikh mantenía una relación secreta de muchos años con el presidente Vladimir Putin.

Vladimir Putin, durante un discurso en Moscú
-


Vladimir Putin, durante un discurso en Moscú (-/)

La lujosa propiedad de Krivonogikh en el edificio Monte Carlo Star quedó al descubierto en los documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés). Los documentos, conocidos como Pandora Papers, dejan al descubierto que Krivonogikh tiene una empresa fantasma radicada en las Islas Vírgenes Británicas, y que también utilizó los servicios de una empresa financiera de Mónaco que trabaja en simultáneo con uno de los amigos megamillonarios de Putin.

En los documentos no consta de dónde sacó el dinero para comprar un departamento que en 2003 costaba 4,1 millones de dólares y que en la actualidad probablemente vale mucho más. Pero la operación coincidió con el periodo en que supuestamente Krivonogikh mantenía una relación con Putin y amasó una alucinante cantidad de bienes en Rusia, según Proekt, un sitio ruso online de periodismo de investigación que expuso sus vínculos con el líder del Kremlin y que desde entonces ha sido proscrito.

Los vínculos de Krivonogikh con el círculo íntimo de Putin ya se conocían antes del informe de Proekt, pero no habían captado la atención de la opinión pública. La mujer nunca ha aceptado hablar de su supuesta relación con Putin ni sobre su sorprendente acumulación de riqueza.

Pero su hija, que este año cumplió 18 años y se llama Luiza Rozova, suele conceder entrevistas donde alimenta especulaciones sobre su filiación y capitaliza esa atención para incrementar su número de seguidores en las redes. Al menos en fotos, Rozova evidencia un parecido asombroso con el presidente ruso, y ella misma reconoce esa semejanza, aunque siempre negándose a confirmar o refutar que Putin sea su padre.

Los Pandora Papers expusieron a cientos de personalidades mundiales con cuentas secretas offshore
Los Pandora Papers expusieron a cientos de personalidades mundiales con cuentas secretas offshore


Los Pandora Papers expusieron a cientos de personalidades mundiales con cuentas secretas offshore

Los registros oficiales de Rusia no consignan el nombre del padre de Rozova, pero sí el segundo nombre de la joven: “Vladivirovna”, un patronímico que significa “hija de Vladimir”.

Cinco años después de las revelaciones de los Panama Papers, el nuevo acervo de documentos financieros demuestra que lejos de abandonar la práctica de usar cuentas offshore, los magnates rusos y quienes administran su dinero han perfeccionado la mecánica para esconder sus activos. En uno de los documentos de los Pandora Papers, un abogado que representa a dos amigos históricos de Putin le advierte a una firma de Panamá que no cometa los mismos errores que llevaron a la filtración de los registros que llevan el nombre de ese país.

“Ustedes tiene la obligación de mantener a nuestros clientes en secreto”, escribió el abogado en un mensaje de 2016, “para que sea totalmente imposible que se repita la historia de los Panama Papers”. Y quienes se ocuparon de arreglar la adquisición del departamento de Montecarlo para Krivonogikh se aseguraron de que su nombre y su condición de propietaria no figuraran en ningún registro público.

El 2 de abril de 2003, un mes después del nacimiento de la hija de Krivonogikh, en la isla caribeña de Tortola fue creada la empresa fantasma llamada Brockville Development Ltd., según muestran los Pandora Papers. Los registros de propiedad de Mónaco muestran que un par de meses después esa empresa fantasma compró el departamento del edificio Monte Carlo Star por 3,6 millones de euros, que actualizado por inflación son unos seis millones de dólares de hoy.

Mónaco, destino predilecto de magnates de todo el mundo
AFP


Mónaco, destino predilecto de magnates de todo el mundo (AFP /)

El edificio es “muy buscado por los más ricos del mundo”, según la página online de una inmobiliaria de Mónaco. Los departamentos del complejo son “frescos y luminosos” y cuentan con “amplias terrazas propias, ideales para cenar al aire libre o contemplar la llegada y la salida de los yates más lujosos del mundo del mundialmente famoso Puerto Hércules”, dice el material promocional de la inmobiliaria.

Los Pandora Papers no revelan exactamente cuándo Krivonogikh se convirtió en la “beneficiaria real” de la empresa fantasma Brockville, o sea la persona que en última instancia controla una empresa extraterritorial o se beneficia financieramente de ella, por más que en los documentos registrales aparezcan otros nombres. Pero sí revelan que en 2006 ya era la beneficiaria real de la firma.

Melbourne superó a Buenos Aires como la ciudad con el confinamiento más largo del mundo

La administración general de impuestos de Mónaco confirma que el departamento sigue siendo propiedad de Brockville. Si Krivonogikh lo tiene alquilado, estaría percibiendo más de 25.000 dólares mensuales, según los precios del mercado.

Pero el departamento de Mónaco es apenas una muestra del pasmoso porfolio de propiedades acumulado por Krivonogikh desde que empezó su supuesta relación con Putin.

Según los registros públicos y la investigación del sitio Proekt, la mujer también posee acciones de un banco ruso dirigido por aliados de Putin, y tiene participación mayoritaria en la estación de esquí donde se casó una de las dos hijas que Putin tuvo con su esposa. Krivonogikh también tiene un yate, una cuenta bancaria en Suiza —que también surge de las revelaciones de los Pandora Papers—, y departamentos en los puntos más codiciados de San Petersburgo.

(Traducción de Jaime Arrambide)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.